isladelfrailehostel

La falta de un permiso de la CHS bloquea la llegada de agua del trasvase a los regantes afectados por la avería de la desaladora de Águilas

La falta de una autorización administrativa de la Confederación Hidrográfica del Segura impide que se pueda enviar agua del trasvase Tajo-Segura, procedente de cesiones de derechos a regantes de Lorca que están sin abastecimiento por la rotura de la desaladora de Águilas, que tardará al menos diez días en volver a funcionar.

El consejero de Agua y Agricultura, Miguel Ángel del Amor, lo ha dicho a los periodistas en la sede de la Comunidad de Regantes de Lorca, antes de reunirse con representantes de la misma y de las comunidades homólogas de Águilas, Puerto Lumbreras y Pulpí (Almería), también dependientes de la desaladora.

Del Amor se ha hecho eco del “nerviosismo” de los regantes, que precisan el agua de forma urgente para abastecer sus cultivos, y algunos de los cuales ya han comenzado a levantar hoy “actas de daños” por pérdidas derivadas de la falta de agua de riego tras la rotura de la desaladora, el pasado miércoles.

La CHS es la titular de la gran tubería de 27 kilómetros de Cerro Colorao por la que los regantes de Lorca reciben el abastecimiento de la desaladora, y tiene que autorizar “la cesión de uso” a la Comunidad de Regantes de Lorca para que pueda usar la tubería para transportar el agua del trasvase a esa zona regable de 12.000 hectáreas.

Del Amor ha dicho que “no se entiende” la negativa de la CHS y que ante la falta de permisos, “hay particulares que han ofrecido alternativas y la posible conexión de sus tuberías para abastecer esas zonas”, aunque esa solución tampoco sería inmediata, tal y como necesitan los regantes.

El consejero ha pedido que cese “la incertidumbre” que ahora afecta a los regantes, que percibirían el agua del trasvase a través de una cesión temporal de caudales, que después tendrían que devolver, cuando funcione de nuevo la desaladora.

Ha insistido en que “no entendemos” la negativa de la CHS cuando la petición no lleva aparejado “ningún otro trámite ambiental ni tramitación paralela que pueda provocar una ralentización” a la hora de conceder el permiso.

El titular autonómico de Agua volverá a realizar gestiones con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, con la Dirección General del Agua y con la Delegación del Gobierno en Murcia para intentar obtener la autorización pendiente.

De las 12.000 hectáreas de regadío consolidado en Lorca las más afectadas son 2.000 hectáreas de cultivos de verano en plena producción, sobre todo de sandías, que antes las condiciones de calor e insolación necesitan riego tres veces diarias.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies