isladelfrailehostel
isladelfrailehostel

La evolución cultural de los aguileños

POR JUAN FERNÁNDEZ LÓPEZ

Es un hecho innegable que la observación atenta de las tendencias humanas llevan a los individuos a buscar el lugar que les corresponde dentro de la sociedad presente que les toca vivir. Por la influencia del tiempo pasado y la costumbre, inclinan los individuos la dirección de sus actos hacia la estabilidad de su conocimiento intelectual, por el recuerdo frecuente que se obtiene mediante la meditación quieta y consciente que actúa en ellos como el resorte que mueve la voluntad.
Respecto a la evolución cultural de los aguileños,obliga a señalar que con el índice de analfabetísmo que aumentó notablemente, quedaron bien marcadas las dificultades económicas y sociales que tuvieron que soportar durante los años de la posguerra.

Con la implantación de la férrea estabilidad política, se calmaron los tiempos que abrieron nuevas esperanzas a la dolorida población aguileña hábida por salir de su ignorancia. La economía se fue recomponiendo y las aspiraciones de aquellos ciudadanos comenzaron a tomar forma. Los jóvenes faltos de nuevos objetivos decidieron ampliar nuevos conocimientos profesionales y culturales para salir cuantoantes de la situación sin norte que les tenía frenados su falta de preparación.Los jóvenes que reclamaban la enseñanza trabajaban en las fábricas del esparto y en otros gremios de la población, y, no eran otros, que los niños que pocos años antes, habían ocupado las aulas de las Escuelas Graduadas ubicadas entonces en la Glorietica.Los centros de enseñanza eran escasos. Sus aspiraciones comenzaron a ver la luz, cuando un grupo de maestros con títulación y otras personas mayores -con mediana preparación- decicieron poner a disposición de aquellos jóvenes sus conocimientos dando paso en Águilas a lo que se conoció: como la Enseñanza Nonturna de las Clases Trabajadoras. Las clases se impartían después de la jornada de trabajo en las casas particulares de los maestros o en locales habilitados por ellos. Entre los maestros con título podemos citar, como homenaje a su memoria a D. Joaquín Tendero; D.José Flores; D.Ginés Mula; D.Indalecio Campillo; D.Eduardo Fernández Luna (correos);D.Andrés Fdez.Corredor y D.Cristobal Ruiz (banca);D.Fco.Sanchez (abogado-conocido como “Paco Sanchez”)y Dña. Antonia Navas, entre otros. También aportaron sus conocimientos: Benito el Apargatero que iba dando clases por los campos; Juan Aznar y su hermano Cayetano -que después se hicieron guardias municipales-; “Pepe” – un ferroviario auxiliado por su hermana- que impartia sus clases en su casa de la Calle “Las Pastoras” – frente a la puerta de entrada al patio de la casa de “Joaquín Bolas”.
El tiempo crea situaciones que escapan al control humano, como la que se creó en Águilas y hoy me trae a este relato sin merecerlo. Hay quien dice que cualquier tiempo pasado fue mejor. Sin embargo, nunca he compartido esa creencia popular, mas bien, me inclino por lo que se dice del pensamiento de Quevedo:”Quien afirma que cualquier tiempo pasado fue mejor está condenando el futuro sin conocerlo”. ¿Donde estariamos hoy si las cosas hubieran empeorado de manera constante?. Los grandes males de hoy son evidentes:la violencia, la droga, el paro por la falta de trabajo digno y las enfermedades incurables. Aunque la vida sólo se puede comprender
mirando hacia atrás, sólo se puede vivir mirando hacia delante. Es mejor estar preparado para aprovechar una oportunidad, que tener una oportunidad sin estar preparado.Pero las cosas ya no son como antes, ni los jóvenes son los que eran. Nuestro tiempo está marcado por avances tecnológicos que pueden aplicarse en la cultura y en el bienestar social.Este proceso de cambio cultural, vertiginosamente acelerado, es una de las claves para la interpretación de la evolución cultural de nuestro presente. Es admirable,por lo mucho que representa culturalmente para nuestro pueblo, descubrir la inclinación literaria de nuestros jóvenes y menos jóvenes de hoy, que nos deleitan con los cuadernos de sus creaciones literarias, centradas mayormente, en la belleza natural, la cultura, y la historia de nuestro pueblo de Águilas. No soy juez de nada ni de nadie, pero la observación del comportamiento humano a través de los años me dan luz para descubrir las notas universales de esa cultura, cuya definición más breve es la de la conduzta del aprendizaje.Es decir, las formas de comportamiento humano que no se hereda por vía genética sino que se aprenden en la sociedad a lo largo de la vida:la dimensión biológica del hombre en su condición de creador y transmisor de cultura.Esto hace al hombre diferente y superior a todos los demás animales. Es la prueba de que la cultura no es producto de los instintos sino de una inteligencia que encuentra soluciones diferentes a ciertos desafíos.El ser humano ha logrado tanto poder como para destruir la especie y, de camino, llevarse al mundo por delante.Después de todo, sería más fácil y más económico poner la cultura al servicio de las mejores tendencias de la condición humana, dejándo de lado la ambición y la codicia que usan los poderosos para enriquecerse a costa de la ignorancia de los más económicamente débiles.En este pozo de intereses siniestro hay complicidades tan escandalosas como las que diariamente nos ofrecen los medios de comunicación.Cabe preguntarse ¿por qué tanta frustración, tanta ansiedad, tanta injusticia y tanto estrés? Algo está fallando.No entro a calificar en ningún sentido las nuevas libertades, pero ello no impide que nos preguntemos si hay que hacer algo más de lo que se ha hecho hasta ahora, en el ámbito de la familia, que recomponga el futuro de la sociedad.La cultura,sin embargo, es algo que constituye su esencia por encima de la diversidad y de los cambios de tiempo.La cultura es tecnología,economía,política, y sobre todo, sistema de valores.Es decir, opciones al máximo nivel que guian a los individuos y a la sociedad en los momentos cruciales de la vida.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies