isladelfrailehostel

ENTREVISTA A AMAYA VALDEMORO: “Los chavales no sólo aprenden a jugar al baloncesto, sino también a compartir, saber estar y saber superar los problemas”

23-01

Quedamos con Amaya Valdemoro en el Hotel Puerto Juan Montiel y allí nos recibe junto a Asensio Martínez y Olga Montiel, de Sureste Incoming Travel Agency. Sin duda dos de los profesionales que más están apoyando a la deportista de élite en su aventura juvenil-deportiva en Águilas.
Entusiasta, luchadora, implicada con todos y cada uno de sus proyectos y especialmente con su Campus, Amaya es un ejemplo de los valores que el deporte aporta a una persona. Amaya es alegría, vitalidad, respeto y agradecimiento. Ella define su Campus como “el mejor” y no nos cabe la menor duda porque si hay alguien que sabe de baloncesto, ésa es ella. Enamorada de Águilas y su paz, Valdemoro acaba de firmar 3 años más para su Campus en este municipio y esperamos que sean muchos más.

Pregunta.- ¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser una profesional del baloncesto?
Respuesta.- No me di cuenta, lo fui sin más. A los 14 años me fui a Salamanca a jugar de manera profesional y hasta hoy. La primera vez que jugué al baloncesto tenía 13 años, pero siempre he sido muy deportista. Empecé haciendo atletismo a los 8 años. Desde pequeña siempre tuve claro que quería ser deportista.

P.- ¿Qué te llevó a decantarte por Águilas como destino de tu Campus de Baloncesto?
R.- La idea surgió hace ya 10 años. En un principio el Campus se llevó a cabo en Marina D´Or, pero se acabó el contrato y por la amistad de Elena Giménez, que veranea en Águilas, comencé a conocer las fantásticas instalaciones con las que cuenta este municipio. Así que tuvimos las reuniones pertinentes y comenzamos la andadura en Águilas y precisamente hoy hemos sabido, de manos del Ayuntamiento, que vamos a continuar haciendo el campus aquí al menos 3 años más. Yo estoy súper contenta porque el hotel es magnífico, la gente se ha volcado mucho con nosotros, los padres son geniales, las instalaciones maravillosas. Y es que sólo venir al Hotel Puerto Juan Montiel, abrir las ventanas y ver las vistas, merece la pena. Y no es porque sea mi Campus, pero a nivel de instalaciones, de hotel y de residencia, este Campus está por encima de casi todos. Estoy en contacto con muchos jugadores y jugadoras y el conjunto de este Campus no lo tiene ningún otro.

P.- Háblanos del Campus. Cuántos niños y niñas acoge, profesorado, metodología…
R.- Tenemos muchos niños de Águilas. Cuando llegamos aquí queríamos implicar al Club de Baloncesto de Águilas para ver si podíamos llegar a algún tipo de acuerdo en el que ellos tuviesen una beca, para que no les resultara tan caro y creo que ha ido bien porque este año hay 38 chavales de Águilas.
Creemos que lo mejor es involucrar a la ciudad; si la ciudad se implica, nuestro deber es devolverlo y estamos muy contentos porque el nivel es muy alto y los niños están encantados. Los padres están súper contentos e ilusionados de que los chavales puedan estar aquí. Tenemos un total de 120 niños, 5 monitores de tiempo libre y 12 entrenadores.
Los niños siempre tienen que estar bien atendidos. Hacemos muchos entrenamientos para que no se aburran. Aunque son niños bien educados, siempre tenemos actividades previstas para que no den mucho el follón por el hotel.
En cuanto a instalaciones deportivas de Águilas, utilizamos el Pabellón Multiusos, el Polideportivo, tanto la parte cubierta como la descubierta y las del Hotel Puerto Juan Montiel, donde utilizamos las piscina, bajamos a la playa, usamos las salas de reuniones para hacer actividades; aprovechamos al máximo todo lo que nos dan.

P.- Como organizadora del campus. ¿Has notado alguna diferencia entre este año y otros?
R.- Yo soy la imagen y el nombre del campus, pero en realidad somos tres. Uno de ellos es Enrique, que fue mi agente deportivo, en el cual confío plenamente. Prefiero dejar según qué cosas en manos de los profesionales. Yo me encargo de competir y me faltan horas en el día a día. No obstante, sé que todo está rodado y perfectamente organizado.
P.- ¿Te sientes arropada por los empresarios del sector turístico de Águilas?
R.- Muchísimo. Hoy vamos a salir en barco por la noche, para que los niños vean la bahía. También los multicines nos han cedido una tarde para que vayamos allí. Más no se puede pedir, en pocos campus hay tanto.
23-02

P.- ¿Por qué recomendarías a quién no haya venido nunca, un destino turístico como Águilas?
R.- Tienes paz, tienes tranquilidad, un trato excepcional. Concretamente en este hotel tienes todo lo que necesites; si quieres piscina la tienes, si quieres playa también, el paseo marítimo. Luego, las instalaciones deportivas son magníficas y los aguileños se vuelcan. Aquí en Águilas la gente sabe cómo acoger a los que venimos de fuera. Es que sólo el hecho de estar aquí tomándote un refresco merece la pena. Esta tranquilidad es muy difícil encontrarla en otras ciudades. Y ya independientemente de la localización que pueda tener Águilas, lo que destacaría de esta ciudad es el trato humano y esto para mí es lo primordial. Águilas aúna las mejores vistas, una gran localización y un espectacular trato humano. Al final siempre quedan las personas, que es lo más importante. Y eso es lo que intentamos enseñar también aquí a los chavales: la humildad, el compartir, el saber estar y el saber superar los problemas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies