Aislamientos Lorca

El Ayuntamiento de Lorca lleva a cabo junto con la Asociación Española Contra el Cáncer y Cruz Roja una campaña informativa para evitar los golpes de calor y las quemaduras solares

A lo largo de esta mañana se repartirán 400 botellines de agua, 1.000 muestras de cremas solares donadas por Fundación Hefame de la marca INTERAPOTHEK, así como folletos en los que se detallan las recomendaciones que deben seguir los ciudadanos ante las altas temperaturas

El concejal de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Lorca, José Angel Ponce Díaz, ha presentado esta mañana, la campaña informativa puesta en marcha desde esta área de gestión junto con la Asociación Española Contra el Cáncer, Cruz Roja de Lorca y la Concejalía de Emergencias, con motivo de las altas temperaturas previstas para este verano.

El concejal de Sanidad ha señalado que “por este motivo se ha instalado una mesa informativa en la Alameda de la Constitución en la que estará la Asociación Española Contra el Cáncer, y otra en la entrada al Mercado Semanal en la que estará Cruz Roja, para dar a conocer las recomendaciones que debemos seguir con el objetivo de evitar los golpes de calor y las quemaduras solares”.

José Ángel Ponce Díaz ha detallado que “a lo largo de esta mañana se repartirán 400 botellines de agua, 1.000 muestras de cremas solares donadas por Fundación Hefame de la marca INTERAPOTHEK, así como folletos informativos en los que se detallan las recomendaciones que deben seguir los ciudadanos ante las altas temperaturas editados por la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia”.

El edil de Sanidad se ha referido a las recomendaciones para prevenir los problemas que en calor puede producir en nuestra salud, entre las que destacan beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica; evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas. En los días de intenso calor permanecer en lugares frescos, a la sombra y si es posible pase al menos dos horas en algún lugar climatizado; tomar una ducha o un baño fresco, además de usar cremas de protección solar incluso en días nublados, ya que las radiaciones UV atraviesan las nubes y se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve.

En casa, los consejos a seguir son bajar las persianas evitando que el sol entre directamente; no abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta; evitar usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas. A partir de los 35ºC en el interior de la vivienda, un ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría. Utilice todas las medidas tradicionales a su alcance.

También hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos); evitar las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si las actividades son intensas; y en el caso de tener que permanecer en el exterior procurar hacerlo a la sombra, usar ropa ligera y de color claro, protegerse del sol, usar sombrero, calzado fresco, cómodo y que transpire.

El edil de Sanidad ha concretado que “los mayores, sobre todo los que viven solos o son dependientes, los enfermos (personas con mucho peso, con las facultades mentales disminuidas, enfermedad cardiovascular, cerebrovascular, respiratoria, renal, neurológica, diabetes…) o medicadas (anticolinérgicos, antihistamínicos, fenotiazinas, anfetaminas, psicofármacos, diuréticos, betabloqueadores…) y los niños son los que sufren más problemas como consecuencia del calor, que, entre otros, puede producir irritaciones en la piel y calambres. Además, la pérdida de agua y sales minerales por el sudor, si no se repone, puede producir dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

José Ángel Ponce ha recordado que “existe un incremento de la incidencia de cánceres de piel en poblaciones de piel clara de todo el mundo, y la exposición excesiva al sol que además de aumentar el riesgo de cáncer de piel, acelera el envejecimiento de la piel y produce daños oculares”.

Cabe destacar que, en la temporada estival del año pasado, entre el 1 de junio y el 15 de septiembre se sobrepasaron los actuales umbrales de temperatura (Tª) máxima y/o mínima, establecidos en 34Cº y 23Cº respectivamente, en 54 días. De ellos, en 33 días se superó sólo el umbral de la Tª máxima, en 7 días sólo el umbral de Tª mínima y en 14 días se sobrepasaron ambos umbrales de forma simultánea. Los meses de julio y agosto fueron aquellos con mayor número de días con temperaturas por encima de los umbrales, en concreto durante 26 días en julio y 21 en agosto.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies