Aislamientos Lorca

IU-Verdes Lorca pide al PP que respete la Mesa de Diálogo entre vecinos y el sector ganadero y que se aparte de la mentira y la demagogia extrema

La concejala de esta formación, Gloria Martín, lamentó que el presidente regional y el portavoz del PP en Lorca traten de arañar un puñado de votos a costa de agravar los problemas de convivencia que existen entre vecinos y ganaderos en las poblaciones afectadas, todo ello mediante la instauración de una política guerracivilista de “miedo” y “frentismo”

La concejala de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, ha criticado la “irresponsabilidad” del presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, y del portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Lorca, Fulgencio Gil, respecto a la modificación del Plan General Municipal de Ordenación (PGMO) para conciliar los usos residenciales y ganaderos del suelo en el municipio, que será abordada en el pleno ordinario del mes de julio.

Martín ha lamentado la actitud “incendiaria” del PP, que ha llegado a hablar de “sentencia de muerte” al sector ganadero, por un cambio en el PGOM que sólo afectará a las explotaciones que se pretendan construir (no a las ya construidas) a menos de 1.500 metros de los núcleos rurales de pedanías, centros sanitarios y educativos.

Para la edil de IU-Verdes es “indigno” tratar de “arañar un puñado de votos” a costa de agravar los problemas de convivencia que existen entre vecinos y ganaderos en las poblaciones afectadas, todo ello mediante la instauración de una política guerracivilista de “miedo” y “frentismo”. “Están engañando a los propios ganaderos, planteando la cuestión como una pugna de vencedores y vencidos desde la comodidad de quien no tiene que enfrentarse día a día a este problema”, señaló.

Por ello, Martín ha pedido “respeto” a las partes implicadas en la Mesa de Diálogo y que el PP se aparte de la “mentira” y la “demagogia extrema”.

La concejala de IU-Verdes ha recordado que lo que está sobre la mesa no es el cierre de ninguna explotación ya construida, sino tratar de “ordenar” urbanísticamente algunas zonas del territorio para paliar los obstáculos a la diversificación económica, a la preservación de los recursos naturales o al bienestar de los habitantes de estos pueblos, que debe hacerse compatible con la actividad ganadera intensiva.

Martín también ha recordado que las explotaciones familiares no se verán afectadas por la nueva normativa y que su partido no pondrá ningún reparo a las ampliaciones de las granjas para que puedan adaptarse a la normativa de bienestar animal.

En la mesa de diálogo se debe debatir el porcentaje de ampliación sobre cabezas de ganado de las explotaciones ya situadas en esa horquilla de los 1.500 metros, pero, “teniendo claro” que las distancias y las zonas “a proteger” no forman parte de la negociación. “IU-Verdes ha hecho ya sus renuncias, y hay muchos vecinos que van a seguir sin poder impedir que les construyan una balsa de purines o una instalación de miles de cabezas a 50 metros de sus casas”, explicó Martín. Sin embargo, la situación es hasta tal punto “insostenible”, que, “por responsabilidad, hemos preferido avanzar en lo imprescindible tras años y años de inacción municipal”.

“Entendemos que todas las partes deben hacer concesiones, pero, ante todo, debe prevalecer el interés general si queremos afrontar con solvencia uno de los mayores desafíos que tiene nuestro municipio, que es cómo conciliar los usos residenciales y ganaderos del suelo”, dijo Martín. “Somos partidarios del diálogo y la negociación, pero hay unos mínimos, fruto del acuerdo político previo y de los compromisos electorales, que deben ser respetados”, añadió.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies