Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La Comunidad destaca su “decidida apuesta” y la rapidez para recuperar el patrimonio lorquino


El consejero de Cultura y Turismo presentó el pasado jueves las nuevas actuaciones que se llevarán a cabo dentro del Plan de recuperación del patrimonio cultural de Lorca
El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, el pasado jueves, acompañado por la comisionada para la reconstrucción de Lorca, Inmaculada García, el alcalde de Lorca, Francisco Jódar y el subdirector del Instituto de Patrimonio Cultural, Alfonso Muñoz, el programa de inversión que ha acordado la Comisión de Seguimiento del Plan de recuperación del patrimonio cultural de Lorca. Cruz destacó la “decidida apuesta” del Gobierno regional para recuperar el patrimonio lorquino y “la rapidez” con la que se ha trabajado.

El Plan Director para la recuperación del patrimonio, fruto de la coordinación entre las administraciones estatal, regional y local, tiene comprometido en este momento el 91 por ciento de la inversión necesaria para la ejecución de las obras. Así, de los 58.016.310 euros necesarios se han conseguido 53.357.097. El responsable de Cultura indicó que esta cifra pone de manifiesto la “rápida consecución” de los objetivos marcados en el plan, “lo que supone un hito, y sitúa la recuperación Lorca por delante de otras ciudades monumentales que han sufrido desastres de gran magnitud”.

Cruz resaltó la eficacia del plan de recuperación “por la rapidez con la que está operando, el carácter integral y la perfecta coordinación que existe entre las administraciones, así como la excelencia que preside los criterios de recuperación de los bienes y que confirma que los monumentos lorquinos se quedarán mejor de lo que estaban el 11 de mayo de 2011” .

El titular de Cultura señaló que “la rápida recuperación del patrimonio lorquino pone de manifiesto el buen trabajo realizado”, y puso de ejemplo el terremoto de L´Aquila de 2009, en el que la recuperación del patrimonio apenas se ha iniciado, o el de Umbria en 1997, en el que apenas se ha llegado a la mitad de las intervenciones programadas.

La aportación al Plan por parte de la Comunidad ha sido del 45 por ciento (24.044.093 euros), la Administración central, un 21 por ciento (15.584.149 euros), el Ayuntamiento de Lorca, el 14 por ciento (7.698.230 euros), Obispado (3.400.894 euros), patrocinadores privados, un 13 por ciento (6.690.016 euros) y otras comunidades, un uno por ciento (598.926 euros).

La Comisión creada para el seguimiento de las actuaciones, formada por personal político y técnico de las tres administraciones y el Obispado, ha establecido un programa de inversión para la protección de los inmuebles del patrimonio cultural de Lorca, edificios catalogados como BIC, bienes inmuebles de ‘Grado uno y dos’ (integrados mayoritariamente por viviendas de propiedad particular con interés monumental) e inmuebles de ‘Grado tres’, del que forman parte las principales arterias del conjunto histórico, con fachadas o elementos cuya preservación en su integridad se hacía necesaria.

Con la aprobación de hoy se pone en marcha el plan de subvenciones de 9.960.475 euros para 2013, en el que los edificios BIC contarán con una inversión de 5.798.850 para la Colegiata de San Patricio y Salas Capitulares, Iglesia y Convento de San Francisco, Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y el Huerto Ruano. Para los bienes de ‘Grado uno’ se prevé un total de 3.686.934 euros, para Iglesia de Santiago, Iglesia de Santo Domingo, Capilla del Rosario, Iglesia de San José, Iglesia de San Diego, Iglesia del Cementerio San Clemente e Iglesia de la Asunción de la Parroquia. Por su parte, los de ‘Grado dos’ cuentan con una inversión de 452.689 euros para el Convento de la Merced , y un programa auxiliar con una dotación de 22.000 euros.

La recuperación del patrimonio de Lorca se ha culminado en el Porche de San Antonio, el Palacio de Guevara y muchos de los elementos que componen el conjunto monumental del castillo lorquino. Además, se están cumpliendo todos los objetivos, ya que se están llevando a cabo las restauraciones de la Colegiata de San Patricio, la Iglesia y Convento de San Francisco, el Colegio de San Francisco o la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

Por otro lado, se encuentran en período de ejecución las actuaciones previstas en Torre de Mena, en la diputación de La Hoya, en el emblemático Teatro Guerra o en el Palacio Huerto Ruano.

Dentro de la clasificación patrimonial de los citados edificios hay inmuebles catalogados en Grado uno o de gran interés monumental, como la Iglesia de San Mateo, cuya restauración ya ha finalizado, y actuaciones realizadas en otros edificios, como la Iglesia de Santo Domingo y Capilla del Rosario, el Claustro de Santo Domingo, las ermitas de San Roque, Monte Calvario y Cristo de la Misericordia, la Iglesia de San José, la del Santuario Virgen de las Huertas, la de San Diego , la de la Asunción de la Parroquia y la del Cementerio de San Clemente o el Molino del Escarabrujo.

También dentro de los inmuebles de ‘Grado uno’, se incluyen las actuaciones previstas en el Ayuntamiento de Lorca, las Iglesias Altas de San Juan, Santa María o San Pedro o las que ya están en ejecución, como la Iglesia de Santiago o la de San Cristóbal.

Coordinación entre administraciones

Este plan ha permitido ordenar y coordinar esfuerzos, así como cuantificar las inversiones y optimizar los recursos para la recuperación del patrimonio. La experiencia adquirida ha convertido a Lorca en referencia presente y futura para otras regiones. Tras el terremoto, la Consejería de Cultura y Turismo ha reforzado la dotación de recursos humanos dedicados al apoyo técnico y gestión administrativa de los expedientes relacionadas con Lorca y se han establecido nuevos protocolos de intervención para futuras eventualidades en caso de catástrofes naturales. Para ello, se creó la Unidad de Intervención rápida de Patrimonio Cultural en caso de Riesgos Naturales vinculada a Protección Civil, un proyecto pionero en España y que se presentó en el Consejo de patrimonio Histórico Nacional.

Gracias a la solidaridad de comunidades como la Valenciana, la Junta de Castilla-León, las comunidades de Madrid y de Navarra y la Junta de Andalucía se han podido restaurar bienes muebles e inmuebles como la Iglesia de San Cristóbal y bienes muebles del Palacio de Guevara. En el Plan Director quedó también reflejada la colaboración de empresas públicas y organismos autónomos, como Adif, Turespaña y la Autoridad Portuaria.

En cuanto a la financiación privada, se consiguió el compromiso de la Fundación Cajamurcia para la Colegiata de San Patricio, la de los Rotarios y la Comunidad de Regantes, y en la actualidad prosiguen las negociaciones para obtener fondos económicos procedentes de organismos y entidades públicos y privados.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies