isladelfrailehostel

El Ayuntamiento lorquino propone aumentar embalse del Cerro Colorado para garantizar el suministro de agua ante futuras averías en la desaladora de Águilas

El Concejal de Agricultura en el Ayuntamiento de Lorca, Ángel Meca, ha informado que el Equipo de Gobierno va a solicitar al Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación la prórroga del decreto de sequía para la cuenca del Segura para el próximo año, contemplando como actuación prioritaria y urgente la construcción de un embalse de reserva de agua desalada de entre 500.000 m3 y 1.000.000 m3, tal y como demanda la Comunidad de Regantes de Lorca.

El Edil de Agricultura ha anticipado que también se plantea reclamar a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y a Acuamed la compensación del agua que deja de producir la planta desaladora mientras se prolongan las actuaciones para solucionar su rotura. Esta compensación, por puro sentido común, debe computarse al próximo año hidrológico.

Ángel Meca ha manifestado que desde el Ayuntamiento se va a proponer en el próximo pleno instar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a compensar económicamente todos los gastos extraordinarios a los que se ha visto en la obligación de responder la Comunidad de Regantes de Lorca a consecuencia de la rotura de la desaladora.

El Edil de Agricultura ha señalado que Lorca y el valle del Guadalentín no se entienden sin su agricultura y ganadería, constituyendo estos sectores su principal motor socioeconómico y de generación de puestos de trabajo. Se trata de sectores fuertes y dinámicos, con una capacidad de resiliencia que le ha permitido adaptarse a cualquier contexto, superando crisis, carestía de recursos y otras cuestiones sobrevenidas. Su éxito se debe, sin lugar a dudas, al encomiable esfuerzo y sacrificio diario por parte de los miles de hombres y mujeres que continuamente despliegan todo su saber hacer, tesón y esfuerzo para hacer de la agricultura y ganadería una auténtica obra de arte.

Estamos hablando de los agricultores y ganaderos de nuestra comarca, los cuales nos proporcionan productos de gran calidad y seguridad alimentaria, al margen del empleo y riqueza que generan diariamente. Lorca ha levantado su poder como cabecera de comarca y capital subregional teniendo como cimiento precisamente la labor que se lleva a término en nuestros campos.

El sector primario lorquino es puntero y reconocido a nivel mundial. Nuestros profesionales del agro han sido capaces de conquistar mercados en cualquier parte del mundo, ratificando su carácter competitivo por encima de ayudas públicas, adaptándose a cuantas normas y protocolos de calidad se les imponen, incluso en situaciones de injusta competencia desleal respecto a terceros países a los que no se les exigen las mismas imposiciones de calidad ni seguridad.

Hemos de recordar que la Planificación Hidrológica de la Cuenca del Segura 2015-2021, elaborada a consecuencia de la aplicación de la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE), establecía que pertenecemos a una cuenca deficitaria, situando este déficit en 460 hectómetros cúbicos, una evidencia sufrida por nuestros agricultores y ganaderos, y negada recientemente por el Gobierno de España, en unas declaraciones que han generado un profundo malestar en el sector.

Cabe recordar, que en el año 2015 el Gobierno Central aprobó un decreto de sequía para la cuenca del Segura, en el que se incluían una seria de actuaciones de emergencia. Una de las más destacadas fue la construcción de la tubería de distribución de agua desalada, desde las estribaciones del Cerro Colorado (en nuestro término municipal) hasta la vecina localidad de Totana. La construcción de esta conducción posibilita la distribución del agua procedente de la planta desaladora de Águilas. Se trata de una canalización conectada al embalse del mencionado enclave lorquino, cuya capacidad de almacenamiento es, cuando menos, muy reducida.

Hemos de recordar que el pasado 27 de julio se produjo una grave rotura en la planta desaladora de Águilas, una avería que dejó sin suministro de agua de riego a los agricultores lorquinos, así como a los de varios municipios vecinos. Este hecho generó una gran preocupación a los productores del sector agroalimentario pertenecientes al regadío consolidado de Lorca, pues muchos de ellos no tenían otra fuente de suministro de agua que la citada balsa del Cerro Colorado, cuya limitación de almacenamiento quedó de nuevo en evidencia al agotarse su reserva en cuestión de horas.

Esta eventualidad puso de manifiesto la pericia y el buen hacer de la Comunidad de Regantes Lorca, que de manera inmediata se puso manos a la obra para ofrecer a nuestros agricultores una alternativa que evitara que sus campos se secaran. De esta forma procedieron a invertir el sentido habitual de circulación del agua en sus redes, permitiendo así suministrar agua a la red principal de reparto. Gracias a ello se ha logrado salvar gran cantidad de cultivos.

Esta alternativa transitoria no constituye una solución sostenible, al tiempo que evidencia la necesidad de incrementar la capacidad de acopio del embalse del Cerro Colorado. De acuerdo con las indicaciones de los técnicos, debería contar con, al menos, 500.000 m3 de almacenamiento para responder de forma satisfactoria y evitar poner en riesgo las plantaciones en el probable caso de una nueva rotura en las instalaciones de Águilas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies