Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

El Ayuntamiento presta 5 piezas del Museo Arqueológico Municipal para que sean expuestas en la Alhambra

Se trata de piezas de origen andalusí descubiertas en diferentes yacimientos de Lorca. Participarán en la muestra “Arte y Culturas de al-Andalus”, que tendrá lugar entre octubre de este año y marzo del próximo.

La Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lorca, Sandra Martínez, ha informado que 5 destacadas piezas del Museo Arqueológico de nuestra ciudad participarán en una exposición en la Alhambra de Granada. Martínez ha indicado que desde la organización de la exposición temporal titulada “Arte y Culturas de al-Andalus. El poder de la Alhambra”, formada por el Consorcio para la Conmemoración del Primer Milenio del Reino de Granada, El Patronato de la Alhambra y el Generalife y la Fundación Pública El Legado Andalusí, han solicitado al Museo Arqueológico Municipal de Lorca en calidad de préstamo temporal cinco piezas andalusíes fechadas en los siglos XII y XIII para formar parte de la citada exposición, que se celebrará en Granada entre los meses de octubre de 2013 y marzo de 2014.

La Edil de Cultura ha indicado que esta noticia evidencia, una vez más, la importancia del legado arqueológico de nuestro municipio, centrándonos en esta ocasión en el conjunto de piezas andalusíes. El hecho de que Lorca haya sido cruce de caminos y ciudad de frontera durante muchos siglos se ha reflejado en que nuestro subsuelo albergue numerosos yacimientos que han contribuido al análisis de nuestro pasado y a la recuperación de la realidad del momento. El patrimonio arqueológico lorquino cuenta con una relevancia sobresaliente, ya que encontramos vestigios de asentamientos de la práctica totalidad de épocas, desde la cultura del Argar hasta el Medievo, pasando por las etapas de la dominación romana y árabe en nuestro territorio.

Martínez Navarro ha explicado que las 5 piezas que se van a ceder temporalmente para su exposición en la Alhambra de Granada, así como sus características principales, son las siguientes:

1)    Hebilla de bronce sobredorado con decoración epigráfica hallada en el Castillo de Puentes. Se trata de una pieza de titularidad municipal procedente del yacimiento ubicado en las inmediaciones del actual embalse de Puentes, en la pedanía de La Tova (La Parroquia).ç

2)    Amuleto colgante elaborado en plata en forma de mano hallado en la Alquería del Cortijo del Centeno. El yacimiento del que procede cuenta con la incoación para ser declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de zona arqueológica. En este enclave Han sido exhumados tres enterramientos que presentaban las características comunes en este tipo de asentamientos rurales: fosas estrechas y abiertas directamente en la tierra, de unos 0,40 m de profundidad., estando los esqueletos colocados decúbito lateral derecho con las piernas flexionadas.

3)    Tinaja con decoración estampillada y esgrafiada hallada en la calle Selgas. Se trata de una pieza almohade que presenta un tipo de ornamentación mixta, compuesta mediante la impresión de estampillas con inscripciones, dibujos geométricos y vegetales, que se disponen en franjas horizontales sobre su cuerpo, reservando la totalidad del cuello para la aplicación de la pintura y posterior esgrafiado.

4 y 5) Pieza compuesta de dos valvas que conforman un molde de orfebrería documentado en el Callejón de los Cambrones. Se trata de las dos piezas que componían un molde de fundición de amuletos y pinjantes (adorno metálico para el arnés de las caballerías) para caballos de época musulmana. Las piezas se encontraron en el transcurso de los trabajos de supervisión arqueológica de urgencia que se realizaron durante los meses de febrero y marzo de 2003, en la calle Santo Domingo con callejón de los Cambrones. De acuerdo con las investigaciones realizadas sobre esta pieza,  el molde fue empleado para la elaboración de amuletos personales o talismanes contra el mal de ojo y otros males, y pinjantes para el adorno de las cabalgaduras, en total, se obtenían cinco piezas diferentes, entre las que destacan la figura del caballo, seguida de la roseta o medallón y otros tres amuletos de diferentes formas y tamaños, entre los cuales alguno de ellos aparece con epigrafía en la que se hace alusión a azoras coránicas y algunas leyendas religiosas. Existen pocos moldes parecidos a este, ya que este tipo de objetos no suelen aparecer en las excavaciones arqueológicas o pasan desapercibidos. Los pocos que se conservan proceden de hallazgos casuales y, en menor medida, de intervenciones científicas. Entre los documentados hasta el momento existen dos tipos de moldes: los simples, utilizados para la elaboración de una sola pieza, y los múltiples, destinados a la elaboración de múltiples objetos. El molde está realizado sobre dos placas o fragmentos de pizarra, piedra caliza o gneis de color grisáceo, que presenta forma prismática, con unas características de composición, dureza y textura que dificulta el desarrollo de las figuras y su elaboración, esquemas decorativos y decoración epigráfica contenidos en aquellos materiales, pero, aún así, se trata de un material bastante resistente para aguantar grandes temperaturas y presiones.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies