isladelfrailehostel

El feminismo paranoico

Estamos tan obsesionadas con la igualdad y los derechos femeninos que nos hemos transformado en conspiradoras paranoicas y resentidas. Nos asusta tanto convertirnos en la mujer detrás del hombre o a la izquierda de la mesa, que hemos perdido el centro.

Hoy, para nosotras, llevar un vaso de agua a un hombre representa mucho más que un favor, o una muestra de cariño; es servilismo, sometimiento, desigualdad.

Vivimos supervisando todos los gestos, como la Santa Inquisicion del feminismo. Si nos regalan una licuadora, cafetera o tostador, nos están mandando a la cocina, si nos abren la puerta, nos suguieren que somos débiles; si no nos cuentan algo, no nos dan nuestro lugar; si nos consultan todo, nos ponen el rol de madre; si nos preguntan qué vamos a comer, en realidad nos están exigiendo; y si nos piden unos calzoncillos, nos están diciendo siervas, lavanderas, esclavas, lacayas.

Necesitamos dejar claro que somos iguales o mejores que ellos con tanta avidez y desesperación, que caemos en nuestra propia trampa; porque cada vez que nos importa quién abre la puerta o quién paga la cena, estamos realzando la diferencia, probando que sí existe. Y cada vez que la negamos o discutimos la hacemos más grande.

La igualdad no llegará hasta que nosotras nos comportemos como iguales, hasta que olvidemos el estereotipo y el mandato. No tenemos que elegir nada. No tenemos que odiar el rimmel y los tacones para ser inteligentes, ser celibes para ser valientes o pedir whisky para ser modernas.

Somos mujeres, y podemos tenerlo todo, lo mejor de ambos mundos: las galletas de jengibre y el doctorado, el ascenso y el costurero, una familia enorme, de dos o la soledad. Podemos elegir todo. Y, eso es la igualdad.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies