El consejero de Educación visita las obras de los IES Ramón Arcas y Ros Giner que estarán concluidas para el próximo curso

Pedro Antonio Sánchez y el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, destacan que los trabajos mejoran los espacios para el aprendizaje con los que contaban los alumnos antes de los terremotos
El consejero de Educación, Universidades y Empleo, Pedro Antonio Sánchez, y el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, visitaron hoy las obras de los Institutos de Enseñanza Secundaria Ramón Arcas Meca y Francisco Ros Giner, cuyas construcciones están previstas que concluyan para el próximo curso 2013/2014. Los proyectos de ambos centros establecen contar con más y mejores instalaciones que las que existían antes de los graves seísmos que sufrió la Ciudad del Sol y que dejaron en ruina ambas infraestructuras educativas.

En el caso del Ramón Arcas, cuya zona posterior ya fue recuperada y empezó a funcionar en el segundo trimestre del curso 2011/2012 -con una inversión de más de novecientos mil euros-, se completa con una nueva construcción de dos alturas que incluirá 30 espacios para la enseñanza, en lugar de los 27 de la edificación original, que tuvo que ser demolida.

El titular de Educación especificó que “me comprometí con el alcalde y con la asociación de padres y madres en que las obras estarían en marcha en agosto y no se van a interrumpir hasta que concluyan para el próximo curso. La gran desgracia que supuso los terremotos, vamos a convertirla en una oportunidad de futuro para Lorca. Este nuevo centro será una referencia y los estudiantes contarán con unas instalaciones y equipamientos inmejorables para recibir una formación integral de calidad por parte de los docentes”.

El nuevo edificio en construcción contará con un total de 3.081,80 metros . La planta baja albergará los espacios destinados a tres aulas polivalentes, un laboratorio, un aula de tecnología y una sala de usos múltiples. En la planta primera se dispondrá de cinco aulas polivalentes, un aula de música, un aula de plástica, un aula taller, dos aulas de diversificación y dos seminarios. La segunda planta contará con siete aulas polivalentes, un aula de informática y cuatro aulas taller. La nueva construcción se comunicará con la existente a través de pasarelas en las plantas primera y segunda. Asimismo, contará con un salón de actos de dimensiones mayores al original.

El proyecto salió a licitación por 3,8 millones de euros, siendo adjudicado a Dragados por casi 2,5. Asimismo, esta empresa está contando con otras de la localidad y municipios limítrofes.

Doble beneficio social: Instalaciones educativas y empleo

Por su parte, el Instituto de Enseñanza Secundaria Francisco Ros Giner fue licitado por casi cinco millones de euros, siendo adjudicado a Acciona Infraestructuras por casi 3,2 millones. “Nuestra políticas es que las empresas que ganan los concursos contribuyan a generar empleo allí donde realizamos inversiones. Nos consta que estos dos nuevos e importantes proyectos suponen un doble beneficio social: el de las propias instalaciones educativas; y el del empleo directo e indirecto que genera su ejecución”, puntualizó Sánchez.

Mientras que las instalaciones originales del Ros Giner, que tuvieron que ser demolidas, contaban con 4.200 metros cuadrados construidos y 30 espacios para la enseñanza, el nuevo pabellón académico dispondrá de quinientos metros cuadrados adicionales y más de 40 estancias.

El edifico tendrá un espacio central a modo de galería de columnas de triple altura, con iluminación cenital, y que servirá de punto de encuentro hacia todas las clases. La planta baja contará con espacios destinados a tres laboratorios, dos talleres, dos aulas de plástica, un aula de dibujo, tres aulas de Informática y una sala de usos múltiples. En la planta primera, se disponen 16 aulas polivalentes y aseos. La segunda planta está destinada a once seminarios, despachos, aulas de apoyo e integración, aulas de diversificación, aulas de música y biblioteca.

El pabellón académico contará con un sistema de iluminación integrado de tipo LED, que ahorra el 50 por ciento del gasto energético, y elementos de arquitectura bioclimática, como un colector de viento. Asimismo, el salón de actos será mayor y la nueva construcción estará comunicado con una pasarela con el edifico ya existente.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies