Aislamientos Lorca

La casa de San Miguel Arcángel, la Parroquia de Pulpí

Desde el mandato de su construcción a los cambios en su alrededor, repasamos la historia de uno de los edificios más icónicos del municipio.
Corría el año 1787, donde los habitantes del lugar conocido como “La Legua de Pulpí” pedían que se construyera una Iglesia para poder hacerla lugar de culto del lugar, pues antes de esto solo existía alguna que otra ermita muy básica y en mal estado dependiente de la Iglesia de Vera. Dicho y hecho, pues en el año 1801, bajo el reinado de Carlos IV, los pulpileños de la época ya podían disfrutar de la iglesia de Pulpí, casi como la conocemos actualmente, situada en la plaza mayor del pueblo.
Fue el arquitecto Juan Antonio Munar quien empezó el proyecto en el 1797, con un estilo Neoclásico, en planta rectangular, donde usó todos los elementos típicos de este estilo de construcción: frontones, cornisas, articulación de la bóveda con lunetas, arcos para unir los contrafuertes interiores del edificio y la construcción de la torre campanario tras el presbiterio.
En sus más de 200 años de existencia, la Iglesia de Pulpí ha sufrido numerosos cambios. Los desastres naturales han sido, principalmente, los culpables de ellos. En el año 1879 sufrió un incendio que le hizo perder gran parte de la bóveda, llegándose a sustituir por un techo plano (cosa que en el siglo XX se restauraría, con la implantación de una bóveda como la original). Sufrió otro incendio en el año 1966, el cual destruyó el retablo que se encontraba en su interior. La última restauración que se aplicó en la Iglesia fue en 2009, siendo la más importante, pues cambió la distribución del interior, colocando un nuevo altar de 8 metros de ancho y 12 metros de alto, así como la implantación de otro retablo. La torre de la Iglesia es de 24 metros de altura.
En su historia se encuentra la independencia de Vera el 22 de abril de 1862, pasando a ser una Iglesia independiente y no una “Iglesia ayuda de la parroquial de la ciudad de Vera”, como era conocida antes de este hecho.
La Plaza Mayor, donde se encuentra situada, ha sido y es sede de numerosas actuaciones y celebraciones del pueblo de Pulpí. Los cantes a los santos en Semana Santa, la celebración de Nochevieja con las campanadas y el reloj de la iglesia o la celebración de Mercados Medievales y Navideños son solo algunos ejemplos de ello.


A lado de la Iglesia se encuentra el monumento de los niños, dedicado a Emilio Zurano Muñoz, donde se puede leer: “Los niños y las niñas de Pulpí o de otro lugar próximo no tuviesen escuela donde aprender se les recibirá al mismo objeto como si las escuelas fuesen para ellos pues los niños todos deben tener siempre abierta la puerta de las escuelas”
Encima de la puerta principal de la Parroquia existe un escrito en una placa de mármol que dice lo siguiente: «»Reign in Majestad Señor Casa Don Carlos IV»


En 1950. Bonita imagen fechada sobre 1950, en aquel entonces Pulpí tenía 3.400 habitantes. Podemos ver el edificio del Ayuntamiento y la Iglesia de San Miguel Arcángel

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies