Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

¡PRUEBA SUPERADA! SABER ESCOGER EN EL SUPERMERCADO SIN QUE TE ENGAÑEN

PRINCIPAL15

POR MARÍA CORONADO Diplomada en Nutrición Humana y Dietética; y Lic. en Ciencias y Tecnología de los Alimentos

Cuando comenzamos un plan dietético, o empezamos a interesarnos un poquito más por nuestra salud, comprar en el supermercado puede resultar un gran reto. Aparte de aguantar la tentación de pasar por el pasillo de los dulces y no coger nada, hay que saber que escoger entre los productos light, diet o zero, y la mayoría de las veces no sabemos cúal es la diferencia. Las etiquetas de los productos son su tarjeta de presentación, por ello, la industria agroalimentaria cada vez invierte más en marketing, saca al mercado productos más atractivos con mensajes llamativos para conseguir la mayor captación del producto por el consumidor.

Esta es una de las preguntas más frecuente que me sugieren en la consulta mis pacientes, puedo tomar este tipo de producto que pone light?, pensamos que porque en su etiqueta pone light, podemos tomar de forma ilimitada porque no engorda, estamos totalmente equivocados.

Tipos de productos que encontramos:
0% GRASAS M.G; Son alimentos en los que se les ha extraido toda la grasa y como el sabor depende de ella, se le añaden cantidades excesivas de azucares para hacerlos más apetitosos.
SIN AZÚCAR/BAJO EN AZÚCAR/BAJO EN CARBOHIDRATOS. En la mayoría de los casos, esto significa “alto en químicos”, añadir dulzor a los alimentos aumentan las ventas, por tanto cada gramo de azúcar que se reduce suele implicar un aumento en la cantidad de endulzantes artificiales.
ALIMENTOS LIGHT. Estos productos presentan un contenido reducido de grasa , pero NO ha sido eliminada totalmente. Deben de tener al menos un 30% menos de calorías que el equivalente al no light.
SIN AZUCARES AÑADIDOS. Esto significa que están presentes solo los azucares naturales de alimentos, sin ningún tipo de aditivo añadido, por lo que se consideran los más recomendables.
Además de todo esto, también hay que seguir revisando y controlando en el etiquetado; calorías, colesterol, grasas, carbohidratos, azúcares, fibra, sodio e ingredientes del alimento.
Desde mi punto de vista como nutricionista-dietista, aconsejo solo comprar y consumir alimentos frescos, productos ecológicos, y consumir menos productos envasados en los cuales hayáis visto que sus ingredientes y tabla nutricional sea los más saludable posible.
Espero que a partir de ahora, nunca más compres un producto envasado sin leer la etiqueta antes.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies