isladelfrailehostel

Lorca sigue recuperando su imagen medieval de ciudad inexpugnable con las obras de puesta en valor de 190 metros más de muralla, cuya rehabilitación estará finalizada en julio


Las obras, que terminarán 8 meses antes de lo previsto, suponen una inversión de más de 1 millón de euros, financiadas por el Ayuntamiento y Fondos FEDER, e incluyen la mejora del entorno y un Centro de Interpretación de 173,55m2 entre los dos lienzos que protegían la ciudad
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha visitado hoy las obras de restauración y puesta en valor de un nuevo tramo de la Muralla Medieval de 190 metros lineales que se encuentra a los pies del barrio de San Juan, junto al Centro de Visitantes de ‘Lorca Taller del Tiempo’, y que consolidan la recuperación de la imagen medieval de ciudad inexpugnable, tras la restauración del castillo, la torre de Rojano y el tramo de muralla anexo, el porche de San Antonio y la Torre 9.

Jódar ha subrayado que “el plazo de ejecución de estas obras era de 20 meses, pero finalmente la Unión Temporal de Empresas con participación lorquina que las ejecuta se ha comprometido a terminarlas para principios del próximo verano, por lo que el plazo se reduce en unos 8 meses”.

El primer edil ha explicado que “cuando los turistas entren al casco antiguo por el puente del Barrio de San Cristóbal lo primero que van a ver es este entorno recuperado, con zonas ajardinadas, dentro del cual habrá un centro de interpretación de la muralla, de 173,55 m2, que se ubicará entre los dos lienzos que defendían la ciudad”. Este centro, que incluirá un módulo de aseos, tendrá estructura metálica, mientras sus fachadas y cubierta van acabadas en madera y estará acondicionado con instalaciones de climatización, iluminación, electricidad y datos, para facilitar la versatilidad de su uso. Además su techo permitirá visitarlo y acceder al nivel de adarve recuperado de la muralla. Esta construcción, a modo de una caja semiexenta, estará protegida por la propia muralla y por los elementos de contención y protección de tierras.

El primer edil ha destacado que las obras, promovidas por la Concejalía de Empleo y Desarrollo Local, se adjudicaron por un importe de 1.074.305 euros, financiados gracias a la Iniciativa Urbana Comunitaria de los barrios altos de Lorca, cofinanciada por los fondos FEDER y el Consistorio.

Francisco Jódar ha indicado que la rehabilitación de este legado patrimonial contempla un área de actuación supera los 5.000 m2, siendo el espacio construido de aproximadamente 240 m2 y se ubica entre las Calles Rambla y Pozos. El trabajo consiste en realizar la consolidación y puesta en valor de los elementos y estructuras que actualmente se conocen en este tramo de muralla que abarca 5 torres y 5 cortinas o lienzos, amén de una serie de construcciones anexas y restos de otros lienzos y torres. La construcción abarca un amplio periodo temporal desde una primera fase almorávide hasta las reformas del siglo XVIII, con las últimas intervenciones de los siglos XIX y XX”.

El alcalde edil ha recalcado que “esta actuación se suma a toda una serie de intervenciones que se vienen realizando en la Muralla Medieval de la ciudad de Lorca y que pretende recuperar esta zona de la ciudad como nuevo espacio urbano. Se están restaurando y consolidando las estructuras de tapial y mampostería existentes, facilitando un doble recorrido peatonal, que recupere el camino del adarve, creándose espacios de relación y esparcimiento protegidos. La muralla contará con una cubierta transitable y vinculada a nuevos espacios abiertos tratados urbanísticamente”.

El espacio exterior que bordea la muralla recibirá un cuidadoso tratamiento superficial, descartando la creación de grandes volúmenes, la instalación de grandes piezas de mobiliario, o la plantación de arbolado, que eviten la contemplación total del trazado de la muralla. La intervención se basa en el empleo de diversos materiales y textura a nivel de pavimentación o recubrimientos, buscando una imagen de tapizado o alfombra de superficie de suelo. Además, se procederá a la eliminación de la caseta y centro de transformación, con el soterramiento de la línea aérea de media tensión así como la construcción de un nuevo centro de transformación. La inversión incluye también la urbanización del tramo de la calle Pozos (incluyendo la pavimentación y adoquinado de la calle tras la extensión de las canalizaciones de abastecimiento de agua potable, saneamiento y la previsión de entubamientos para servicios de alumbrado, telefonía y baja tensión). El objetivo de esta actuación es contribuir a mejorar este entorno urbano de la ciudad y su puesta en valor como legado histórico para su aprovechamiento social y turístico.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies