Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Don Clemente, 45 años curando en nuestra localidad


Por Juan Hernández.
D. Clemente García Pérez, natural de Salvacañete (Cuenca), estudia la carrera de medicina en Madrid, terminando los estudios con 27 años y durante los veranos como becario hace la especialidad deTisiología. La Tisiología es una especialidad de la medicina que estudia la tuberculosis en todos sus aspectos. Existió como actividad independiente hasta mediados del siglo XX cuando formó uno de los troncos de origen de la neumología. Se queda interino en la Escuela Nacional de Tisiología durante 3 años.
En 1952 saca las oposiciones de médico en la especialidad de Tisiología y a la hora de elegir vacante, entre otras poblaciones había una plaza en Águilas y aquí vino a parar, con 30 años, tomando posesión del cargo en el centro de salud, hoy Águilas-Sur, y como no había ningún especialista de corazón, en el mismo dispensario pasaba consulta a los enfermos de medicina interna, pulmón y corazón, estando hasta los 65 años, cesando toda su actividad profesional en 1998.
Don Clemente ha sido un médico muy humano; ha estado dispuesto las 24 horas y siempre con una sonrisa en la boca. Personalmente puedo dar fe de ello pues tengo un gran recuerdo de su buen hacer como médico y su grandeza como persona.
En 1954 se casó con la que era su novia Juana María Urriticoexea Otti, que vivía en Cuenca y era natural de Bilbao. D. Clemente nos recuerda emocionado el primer día que su mujer visitó Águilas, lo que le gustó y es aquí donde han vivido hasta el fallecimiento de su señora en 1991.
En el año 1961 se hacen una casa en el número 16 de la calle Dr. Muñoz Calero y allí mismo pasaba consulta por las tardes.
Fruto de su matrimonio han tenido 2 hijos, Pedro María y Juan María. El primero es médico cardiólogo, está en el hospital de Santa Lucía en Cartagena y D. Clemente comparte su alegría ya que le han dado un premio nacional al equipo de cardiología de su hijo. El segundo es administrativo y vive en Águilas. D. Clemente está muy orgulloso de sus hijos.
A lo largo de nuestra conversación relata numerosas anécdotas y muy buenos recuerdos. Por ejemplo, la historia de un enfermo que fue a su consulta diciendo que tenía problemas en el recto, le dijo que se bajara los pantalones, y cuando se puso detrás para reconocerlo, le dijo, eh!. . .eh!.. ¿pero qué hace?, se subió los pantalones y se fue de la consulta corriendo, riéndose volvió a casa y se lo contó a su mujer, qué se pensaría ese hombre que le iba a hacer.
Al poco tiempo de estar en Águilas veía a personas que le decían luego le veré, y no lo entendía, después lo entendió al poco tiempo ya que lo que querían decir es “ya te pagare” y ante mi pregunta ¿pero le pagaban?, se echó a reír diciéndome: “nunca he tenido problemas en eso”.
En Águilas no había ambulancia y era necesaria, y D. Clemente pensó que como el Ayuntamiento le daba una pequeña subvención mensual pues que ese dinero se empleara en una, y así se hizo; después se hicieron donaciones y ayudas y así fue como llego la primera ambulancia a Águilas, que estuvo conduciéndola muchos años Antonio Giménez “El Chamarín”, Después esta ambulancia estuvo al servicio de Cruz Roja.
A lo largo de su carrera profesional pudo elegir otros lugares con más futuro pues en Águilas había solamente 15.000 habitantes aproximadamente, pero Águilas tenía algo especial y rodeado de buena gente y es por esto por lo que D. Clemente manifestó estar encantado de vivir aquí 60 años. Durante tantos años ha encontrado muchos amigos, ha vivido rodeado del cariño de la gente.
Un recuerdo a Esther, María y Antonio, que tantos años han estado con él, a compañeros y amigos. A todas aquellas personas que le demuestran su cariño. A la Corporación Municipal por hacerle un merecido homenaje poniéndole su nombre a una plaza en la calle Alameda, el día 15 de enero pasado; fue un día muy emotivo en el que D. Clemente estuvo rodeado de familiares y amigos.
Gracias D. Clemente por elegir nuestro pueblo, por compartir con los aguileños tu profesionalidad, tu buen hacer y humanidad.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies