Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

PACO DEL MOLINO “EL MOLINO” (Maquilero) 1900 -1975

DSC_3828 R
Por Juan Hernández
Francisco Valera Pastor (Paco del Molino) recuera con nostalgia todas las horas que ha pasado en el molino, que empezó a trabajar en el taller con 15 años; a su abuelo, Federico Valera Asensio fundador del molino por los años 1900 y de los buenos momentos que de niño ha pasado en él; a su padre Francisco Valera López, segunda generación de taller “ el molino” que continuo con el taller. Después él, Francisco Valera pastor “taller el Molino”, tercera generación de mecánicos en el taller; y en la actualidad, la cuarta generación que son sus hijos Francisco y Domingo Valera López, biznietos del fundador del molino y taller del molino, en la calle, prosperidad. En el año 2000, lo trasladaron al polígono Barra fuerte en la carretera de Lorca, pensando en mejorar con más espacio y más maquinaria.
El molino funcionaba con cuatro piedras, dos blancas y dos de esmeril, (de ½ tonelada Cada una), movidas por cuatro correas. Funcionaba con un motor de gasógeno y cascaras de almendras; tenía 25 caballos de potencia con volante de inercia (el motor pesaba 6 toneladas). Para poder arrancarlo tenían que ser un mínimo con cinco hombres, ya que había que tirar de todas las correas y darle gas. Cuando se cerró el molino se vendió para Barcelona. (Una pena ya que hoy sería una reliquia)

DSC_3837R
El molino tenía mucho trabajo; en él se molía trigo, cebada, avena, centeno, maíz, y en navidad se molía “crespillo”, que era pan duro sin levadura, paras hacer alfajores de miel para las confiterías de Enrique y Diego, (el saco de crespillo molido se vendía a 50 pts). Las medidas de peso utilizadas en el molino eran: I/2 fanega, celemín, I/2 celemín y cuartillo.
En el molino había una noria (pozo de unos 15 m. de profundidad), para sacar agua para la refrigeración del motor, pasando por unos conductos de decantación (balsa de agua unas más altas que otras con una bomba de pistón; funcionaba igual que las molinetas y los primeros taxis que vinieron a Águilas. La extensión de molino tenía unos 300 m. cuadrados, tenía una cuadra ya que el grano se llevaba a moler con carros, tirado por burros, mulas, caballos o vacas; mientras que se molían dejaban las bestias en la cuadra. El último que llegaba se quedaba guardando lo molido hasta que al llegar otro hacían lo mismo.
Había otro molino igual en Águilas y lo tenía Juanito Jiménez.
Sobre el 1961, a consecuencia de la sequía, empezó a decaer el trabajo en el molino y fue como su abuelo empezó a hacer cosas en un torno, piezas para el motor del molino y poco a poco empezó a hacer otras cosas de taller y fue trabajando para los amigos y después al público en general.
El molino cerró en 1975 y así fue como su abuelo de molinero del molino pasó a mecánico de taller, dice Paco que su abuelo era un “manitas” ya que hizo toda la mecánica y toda la madera del molino así como la mayoría de los mazos de picar esparto de Águilas. A día de hoy sus biznietos cuarta generación continúan con la misma labor.
Trabajaron en el molino entre otros: Antonio Cegarra Robles, el tío Paco “el tengo”, Cayetano, el primo Andrés y Mateo Piñero Rabal y algunos más que dice no acordarse.
Francisco Valera Pastor, “Taller el molino”, en 2001 patentó una máquina de rosquillas con la que tuvo bastante aceptación puesto que la compraron varias panaderías de la comarca; pero como la agricultura estaba en su fuerte en Águilas, en 1972 se dedicó de lleno a trabajar con la maquinaria de manipulación de frutas y hortalizas. Dicen estar muy contentos con la respuesta de las empresas que le trabajaban, fue mejorando y la maquinaria y las piezas que salen del taller salen con la calidad CE.
(CE indica que un producto ha cumplido con los requisitos de salud y seguridad publicadas por las directivas europeas. Por tanto, los productos con la marca CE pueden ser vendidos en todos los países que pertenecen a la Unión Europea).
En la actualidad cuentan con máquinas de última tecnología, con máquinas en control numérico de cizalla y plegadora para ofrecer a sus clientes la mejor calidad, con la mayor eficacia y rapidez.
De los ocho hermanos que eran, en el año 2004 Federico murió, Paco del molino ha sido el único en continuar con la actividad de la mecánica.
Desde 2013 que se jubiló por la edad, están en el taller sus hijos Francisco y Domingo Valera López, cuarta generación de “taller el molino” y tres empleados más.
Dice sentirse muy orgulloso de que sus hijos continúen con la actividad del taller de mecánica desde hace más de cuarenta años y de los conocimientos adquiridos. Su hijo Francisco ha hecho Ingeniería Superior que le viene muy bien para el taller.
“Paco del molino” tercera generación de “taller el molino” dice recordar las anécdotas vividas por él en el molino:
Siendo un crio estaba en el molino, con la harina recién molida, que estaba caliente en un rincón se dejó caer, se quedó dormido… y pasaron varias horas. Como nadie sabía dónde estaba se dio la voz de alarma pues no lo habían visto en toda la tarde; todos los de la casa, del molino y vecinos buscándolo por las calles. Cuando apareció descansado, fue víctima de muchas risas y bromas durante bastante tiempo.
Como en ese tiempo no había frigoríficos, quien tenía sandías en el entorno, familiares, vecinos y empleados, las metían en el pozo atadas con cuerdas y de allí salían muy frescas. Cuando Paco tenia tenía ganas de comerse alguna, se la comía y hacía como que se había roto la cuerda, aunque a veces, de verdad se rompía la por estar mucho tiempo en el agua y se quedaban en el pozo.
En el año 1975 ceso el “molino de Federico” y quedando para el recuerdo de muchos aguileños entre los que me encuentro y formando parte de muchas de nuestras vivencias y siempre quedará en la historia de nuestro pueblo.
Ahora ha pasado a ser y se ha convertido en una gran empresa, fruto del trabajo y de la dedicación, desconociendo muchos de los aguileños su importancia.
Le deseo a “Talleres el Molino” que continúe así mucho tiempo. ¡Enhorabuena!.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies