Aislamientos Lorca

El Paso Blanco encuentra una bandera de la cofradía de 1886, un gran tesoro que será restaurado

Efe
El Paso Blanco, una de las dos cofradías más importantes de la Semana Santa de Lorca, ha restaurado una bandera de esta institución bordada oro y sedas y fechada en 1886, encontrada por una cofrade en el interior de un baúl olvidado en el desván de la casa familiar. La pieza, de gran valor, será presentada por la cofradía el próximo jueves en la Casa del Paso durante los actos del vigésimo segundo aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Amargura.

Se trata de la primera bandera del Paso Blanco que lleva bordado con el Águila de San Juan el emblema de la cofradía, por lo que fue la precursora en su diseño de las banderas actuales que se hacen ondear al ritmo del ‘Tres’ (el himno de los blancos) durante los desfiles bíblico-pasionales de la Semana Santa.

La bandera, de 133 años de antigüedad, fue encontrada escondida en un baúl en las falsas -localismo para definir el desván- de la casa familiar de Caridad Arcas, presidenta de honor del Paso Blanco, que tras el hallazgo de la pieza la puso a disposición de la cofradía. Fue estrenada el Domingo de Ramos del año 1886 y su diseño corresponde a José Rebollo, el primer director artístico de la cofradía.

En la documentación hallada figuran los nombres de las tres mujeres que la bordaron, Lorenzza Mazzuchelli, Francisca de Paula Terre-Leonés Ruiz-Jiménez Ladrón de Guevara y Soledad Gutiérrez Durante, que son, además, las bordadoras del paso más antiguas que se conocen.

Lorenzza Mazzuchelli costeó la bandera y prestó su casa, el palacio Huerto Ruano, para su confección y bordado.

Una enseña inspiradora
La pieza es un descubrimiento muy importante para el Paso Blanco, ya que todas sus banderas posteriores están inspiradas en esta y, de hecho, la bandera de protocolo de la cofradía, del año 1996, es una réplica de ésta que se obtuvo de fotografías antiguas.

La bandera original tiene una cara bordada en sedas de color morado y otra en oro con lentejuelas y en ella de despliega todo un repertorio de exaltación mariana inspirado en las letanías de la Virgen.

Una vez que ha sido restaurada en los talleres de bordados del Paso Blanco, la bandera pasará a presidir la entrada de la Casa del Paso Blanco, sede de la Fundación Santo Domingo.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies