Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Palabra de…l pueblo

Sin pretender ser reiterativo ni enmendar la plana a nadie, no me gustaría dejar de aprovechar esta oportunidad que Salvador Jiménez me brinda para hacer llegar a algunos lectores de este modesto pero digno medio de prensa comarcal algunos interesantes pasajes de los acuerdos adoptados en el 37 º Congreso Federal del partido que nos gobierna. Es palabra de…..l pueblo :

“ La concepción laica del Estado es contraria a toda restricción religiosa de la libertad de los ciudadanos, así como a toda imposición eclesiástica sobre las leyes, pero no es antirreligiosa. El Partido Socialista mantiene que la democracia y la religión no son incompatibles. La democracia proporciona el mejor marco a la libertad de conciencia, al ejercicio de la fe y el pluralismo de las religiones, evitando así derivas fundamentalistas; por su parte la religión por su contribución a la producción moral, a la cohesión social y a la expresión cultural es un complemento valioso de la sociedad democrática. La promoción activa de un Estado laico ha traído a nuestra convivencia logros no fáciles, que sin embargo hoy son compartidos por toda la sociedad. Es el caso de la libertad de cultos, el matrimonio civil, el divorcio, la enseñanza laica, la universidad pública y la separación Estado e Iglesia católica. La laicidad es también más tolerancia en la aceptación del hecho religioso. Hoy los socialistas estamos comprometidos con la laicidad que la Constitución Española otorga al Estado español. La laicidad constitucional, fruto de un pacto entre los españoles, no es una propuesta para la confrontación sino para garantizar las libertades y para construir la convivencia de una ciudadanía plural en valores y creencias…”.

“…Hay retos todavía pendientes. En primer lugar, la necesidad de construir y educar a las generaciones jóvenes en una ética pública cívica cuyos principios y contenido vienen dados por los valores constitucionales y los derechos humanos. Segundo, el desafío de crear una cultura pública laica y prácticas de ciudadanía basadas en la tolerancia activa y en la deliberación, sin exclusiones ni pretensiones impositivas. Tercero, la consolidación de unas relaciones de cooperación apropiadas, caracterizadas por la igualdad y no discriminación con las diferentes confesiones religiosas. En cuarto lugar, la igualdad ante el Estado de ciudadanos y asociaciones cuya libertad religiosa y de conciencia se expresa en orientaciones laicas, no específicamente religiosas. En último término, la desaparición de la confesionalidad que pervive en espacios y prácticas de las instituciones públicas , y la eliminación de símbolos religiosos de los edificios públicos…” .

“…La Iglesia católica, cuya singularidad histórica, cultural y sociológica reconoce el Partido Socialista, debe ser consciente de que la Constitución española no otorga prevalencia de derechos y no es razón para privilegios ni puede significar limitación alguna de la aconfesionalidad del Estado. “
Leído así, la verdad, no parece que nos acerquemos al desastre que algunos predicen, a una nueva guerra civil. Ni siquiera a la quema de conventos. No se, no se.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies