Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La Feria Grande de Lorca a lo largo del tiempo…

10632855_1486870878258077_4443014797234134824_n
En el reinado de Carlos II se celebraba en Lorca la feria franca -es decir, con apenas impuestos sobre lo vendido- que desde siempre se hacía en Lorca, ordenando este mismo Rey que se efectuara durante quince días, a partir del día de la virgen, el 8 de septiembre, festividad de la Virgen de las Huertas. Todo esto se confirmó por un privilegio de aquel mismo Rey de abril de 1685 // Con el tiempo la Feria fue cambiando, acogiendo Sutullena y su entorno los diferentes actos que se sucedían, ya con los conciertos y las atracciones de los feriantes como protagonistas. A principios de los 90 la Feria estrenó nuevo recinto en el Huerto de La Rueda, donde se acondicionaron 30.000 metros cuadrados, quedando todo centralizado
La Feria de septiembre, es el gran acontecimiento anual de esparcimiento lorquino… por supuesto, el principal reclamo turístico y cultural, que todos sabemos que es la Semana Santa. Se celebra todos los años alrededor del tercer fin de semana de septiembre, y durante diez intensas jornadas, cuenta con un brillante y aglutinante programa en el que se mezclan actos como conciertos, teatro, animación callejera, atracciones feriales, actividades infantiles, y de la tercera edad, exposiciones y, sobre todo, oferta para la participación de todos.
No está claro el año en que empezó la Feria lorquina, siempre a posteriori de La Feria chica.


Lorca y su feria franca del comercio

Haciendo una reseña histórica, Lorca, que gozó regularmente desde su reconquista -1244- de la protección y favor de los monarcas castellanos, tuvo por privilegio desde época de Alfonso X una feria franca, con motivo de la festividad de San Martín (noviembre), en la que no pagaban ningún tipo de derecho las mercancías que en ella se vendían. De este privilegio existen confirmaciones posteriores que garantizaban a los lorquinos la continuidad de un hábito mercantil provechoso para la economía local, que daba salida a los productos de la tierra al tiempo que permitía que los habitantes de la ciudad emplearan los ahorros del año en adquirir, entre otros, productos poco corrientes que podían rozar los apelativos de “capricho” o “lujo”. Motivos casi enteramente económicos, al parecer ligados a la mayor facilidad de los comerciantes para desplazarse con sus mercancías en esas fechas, truncaron una costumbre de cientos de años, lo que varió la fecha de su celebración, pasando de noviembre a septiembre.
En el reinado de Carlos II se celebraba en Lorca la feria franca -es decir, con apenas impuestos sobre lo vendido- que desde siempre se hacía en Lorca, ordenando este mismo Rey que se efectuara durante quince días, a partir del día de la virgen, el 8 de septiembre, festividad de la Virgen de las Huertas. Todo esto se confirmó por un privilegio de aquel mismo Rey de abril de 1685.
PROGRAMA-FERIA-2015-8
En los años ´60
Por supuesto, siempre a posteriori de la Feria Chica, en la “boom” la década de los ´60, Lorca era todo un referente, en cuanto a ocio en la Rehión, cita obligada también para vecinos de poblaciones almerienses como Pulpí o aquelllas de la comarca de Los Velez.
En 1965 ya se editaba un amplio programa de fiestas, en aquel entonces dirigido por Rafael Agius Navarro, siendo alcalde Lucas Guirao. Además de anunciar las fiestas, hacía la función política de divulgar las mejoras en las calles y la construcción de nuevas urbanizaciones, como la de la Placica nueva o un grupo de 94 viviendas en san diego promovido por la obra Sindical del Hogar.
Así, también hacía un repaso a la vida social lorquina, repasando la pequeña y grande historia con hechos como los descubrimientos arqueológicos de Coy y La Velica, la visita de Don Santiago Bernabeu a la peña Madridista o el nombramiento de Narciso yenes como hijo predilecto de Lorca.
Hace 50 años el programa de la feria eran sencillos actos, menos multitudinarios que los actuales y pensados en el disfrute de los ciudadanos. Buena parte de ellos se llevaban a cabo en el Pabellón Municipal, entre los que se incluían la proclamación de Reina de Las Fiestasm cotillón, bailes, concurso de fotografía y torneos deportivos, que se llevaban a cabo en el Campo de Deportes del Instituto. Teatro Guiñol para los niños o un castillo de fuegos artificiales eran otros espectáculos que se llevaban a cabo.

La Feria, al Huerto de La Rueda

Con el tiempo la Feria fue cambiando, acogiendo Sutullena y su entorno los diferentes actos que se sucedían, ya con los conciertos y las atracciones de los feriantes como protagonistas. A principios de los 90 la Feria estrenó nuevo recinto en el Huerto de La Rueda donde se acondicionaron 30.000 metros cuadrados, quedando todo centralizado, ya que, a lo largo del siglo XX, se utulizaban espacios como la Plaza de Colón y su aneja la plaza del Negrito, la alameda de la Constitución, el solar junto a los plaza de toros, etc., sitios estos que con el paso de los años fueron presentando algunos inconvenientes, pues se iban quedando pequeños y ocasionaban molestias a quienes vivían alrededor debido al ruido y a la alta concentración de gente durante esos días festivos..
En este espacio, en el huerto de La Rueda, se instalaron inicialmente, una treintena de casetas feriales de asociaciones, partidos, sindicatos, etc.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies