Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Esta mañana se firmaba el convenio para el plan Águilas, el mar y la pesca

El primer edil aguileño, Juan Ramírez; el consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz; y el secretario de Estado de Turismo y presidente de Turespaña, Joan Mesquida; junto con el presidente del Consorcio Turístico, Sebastián Fernández; firmaban esta mañana en Murcia un convenio a tres bandas para la puesta en marcha del Plan de Competitividad Turística Águilas, el Mar y la Pesca.

La actuación, que se ejecutará en los próximos tres años, cuenta con un presupuesto de algo más de tres millones de euros y en ella participarán las tres administraciones, que centrarán sus esfuerzos en hacer de la pesca un atractivo turístico.
El proyecto, que comienza su andadura tras la firma de este convenio, supone, en palabras de Cruz, “un hito importante dentro de la política turística de la Región y del Estado en la medida en que supone singularizar una localidad como Águilas con un producto absolutamente único en donde se pondrá en valor toda la tradición de la pesca y el mar”.
Para el secretario de Estado, el convenio firmado es un ejemplo de la colaboración del Ministerio con las Comunidades, así como “un impulso a la diversificación del producto turístico necesario, especialmente, en una situación de crisis como la actual”.
Por su parte, el primer edil aguileño aseguró que “con este convenio lograremos dar más calidad al visitante” y recordó la unión existente entre el mar y Águilas, una localidad que fue definida por el presidente del Consorcio como “la cenicienta de la Región, con encantos suficientes para convertirse en un centro de turismo de calidad”.

25 actuaciones
Entre las actuaciones previstas, concretamente 25, destaca la creación de un Centro de Interpretación del Mar y Ecoescuela de Pesca que se ubicará en los bajos del residencias Dos Bahías, junto al Auditorio y Palacio de Congresos. En el mismo, el principal reclamo será la construcción de un acuario, con un coste de 900.000 euros, en el que los visitantes podrán disfrutar de las especies autóctonas de la zona así como de files reproducciones de los fondos marinos de Águilas.
Otra de las iniciativas será la adquisición y adecuación de un barco pesquero en desuso característico de los sistemas de pesca de la localidad y su reconversión para uso turístico en el mar. Esta embarcación servirá para la observación directa de actividades pesqueras así como para la realización de rutas marítimas por el litoral del municipio que incluirán una parada en la Isla del Fraile. En este lugar está proyectada la construcción de un embarcadero flotante donde los barcos turísticos podrán amarras cabos permitiendo de esta manera a los visitantes observar los restos arqueológicos de los salazones de la época romana.
Para la puesta en valor de todo el potencial turístico de esta actividad tradicional de la pesca también se ha proyectado el acondicionamiento de la ruta del barrio de pescadores, conocido entre los aguileños como Cuesta de la Pesquera, y del entorno del Molino de Sagrera. . En esta línea de trabajo se llevará a cabo la rehabilitación y adecuación de la zona del barrio de pescadores como área de visita turística. Se ha incluido la mejora, acondicionamiento y acabado del mirador, la eliminación de las barreras arquitectónicas y mejora de la accesibilidad general del barrio, y paisajismo del entorno del molino.
Como no podía ser de otra manera, también el Puerto pesquero y su entorno se incluirán como zona de visita turística. Por este motivo se convocará un concurso de pintura al aire libre para decorar con motivos del mundo marino el muro de escollera del Puerto y se embellecerá mediante material cedido por los pescadores la primera planta de la lonja de subasta de pescado que funcionará a modo de exposición.
Otra de las actuaciones destacadas, por su fuerte arraigo a la tradición aguileña, será la recuperación del barrio situado al pie del Castillo de San Juan de las Águilas. Una zona en la que ya se han llevado a cabo diferentes trabajos de mejora y que se completará, al menos esa es la intención, con un pequeño zoco comercial o mercadillo de artesanía.
La gastronomía, desde siempre un importante motor turístico, también queda incluida en este Plan Estratégico de Competitividad Turística. La apuesta por la creación de una ruta gastronómica de la pesca, en la que se ofrezcan los frescos y deliciosos productos de nuestro litoral, es otra de las propuestas con las que se pretende ofrecer al turista un motivo más para acudir a Águilas.
En definitiva, un interesante proyecto con el que se pretende poner en marcha un modelo innovador para aumentar la calidad en la oferta turística y dar valor al patrimonio natural, cultural y social no sólo de Águilas sino del conjunto del Mediterráneo. Se trata, en definitiva de hacer de la pesca un atractivo turístico, algo que, aseguran los pescadores consultados por este periódico, “puede ser muy positivo”. En este sentido los hombres de la mar, vinculados por tradición al arte pesquero, se muestran muy entusiasmados con un proyecto que, además de aportar un extra en sus sueldos, permitirá que no desaparezca el sector que durante muchos años ha sostenido a la economía aguileña.

Águilas, el mar y la pesca

Una jornada en el mar. Una de las propuestas más atractivas contempla la adquisición y adecuación de un barco pesquero y su reconversión para uso turístico en el mar. Esta embarcación servirá para la observación directa de la actividad pesquera así como para realizar una ruta, guiada por el patrón, por el litoral aguileño que incluirá, entre otras visitas, una parada en la Isla del Fraile donde podrán visitarse los antiguos restos arqueológicos de los salazones de la época romana.

Centro de Interpretación. La creación del Centro de Interpretación del Mar y Eco-Escuela de Pesca incluye la creación de un acuario de grandes dimensiones en el que se podrán contemplar especies autóctonas y en el que se realizará una fiel réplica de los fondos marinos de Águilas.

Pesca


Ruta gastronómica.
Se apuesta por la creación de una ruta gastronómica de la pesca en la que se ofrezcan los frescos productos de nuestro litoral.

Barrio de los pescadores. La puesta en valor de todo el potencial de esta actividad también contempla el acondicionamiento del barrio conocido popularmente como Cuesta de la Pesquera y el entorno del molino de Sagrera.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies