Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

COAG critica la pasividad del Gobierno ante los “terribles efectos” de la libre circulación de hortalizas en la UE

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) crítica la pasividad y opacidad del MARM ante la inminente liberalización de los intercambios comerciales con Marruecos y el grave varapalo que va a suponer para los productores de frutas y hortalizas españoles.

Según las últimas informaciones a las que ha tenido acceso COAG, la UE y Marruecos están a punto de cerrar la revisión del Acuerdo de Asociación sin tener en cuenta los intereses de los agricultores españoles.
Ante esta situación, desde COAG se ha remitido un escrito a la Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, en el que se solicita una reunión para conocer de primera mano las nuevas condiciones que están a punto de cerrarse y de qué manera pueden afectar a los intereses de nuestros agricultores. “Resulta inquietante y desoladora la actitud de los responsables del Ministerio ante los terribles efectos que va a tener la libre circulación de productos hortofrutícolas marroquíes en la ya de por sí mermada rentabilidad de nuestras explotaciones”, ha lamentado el responsable frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora.
COAG considera que el Ministerio debe asegurarse de que no se firma ni renueva ningún acuerdo comercial con terceros países mientras no se asegure su seguimiento, control y cumplimiento, y mucho menos con Marruecos, que ha demostrado en repetidas ocasiones que no tiene intención de cumplir lo establecido. “Eso implica reformar el sistema de precios de entrada y establecer rigurosos para el control de los contingentes y los precios de entrada”, ha concretado Góngora.
Asimismo, el MARM debe asegurarse que las condiciones fijadas en el acuerdo se cumplen de cara a garantizar las mismas reglas del juego para todos, aunque dudamos de su capacidad para conseguirlo, ya que ni siquiera puede ofrecer cifras concretas de las cantidades ingresadas en aduanas por el pago de los derechos arancelarios de las importaciones fuera de contingente. El hecho de que Marruecos pueda introducir en la UE cantidades indiscriminadas de producto sin pagar los correspondientes aranceles “es un insulto para los contribuyentes europeos que ven como se eluden los pagos en las aduanas y se deja de ingresar en las arcas comunitarias una

cuantía sustancial, sin que el Gobierno español y la Unión Europea tomen las medidas oportunas”.
En este sentido, COAG lamenta que se mire más por los intereses de las grandes cadenas de distribución y las entidades comercializadoras españolas asentadas en Marruecos que por los de sus agricultores.
Por otro lado, COAG considera que se ha de condicionar la apertura de los mercados europeos al cumplimiento de unos estándares mínimos en materia sociolaboral, ambiental y sanitaria, en beneficio de la seguridad alimentaria y de los consumidores europeos, pero también para lograr la mejora de las condiciones de vida y trabajo en los países terceros mediterráneos.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies