isladelfrailehostel

El Ayuntamiento de Lorca concede su medalla de Oro a las Madres Mercedarias y nombra Hija Adoptiva de la ciudad a Margarita de las Flores Lozano

ok
Con motivo de la festividad del Patrón, San Clemente, se entregará también el diploma de Servicios Distinguidos a Jerónimo Gil, José Luís Molina y Miguel Abellán “El Piru”, así como, a título póstumo, a José María Fernández Pallarés y José Montoya
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha informado que el Pleno del Ayuntamiento de Lorca aprobará hoy por unanimidad conceder la medalla de Oro de la ciudad a las Madres Mercedarias y nombrar Hija Adoptiva a Margarita de las Flores Lozano Jiménez.
Con motivo de la festividad del Patrón, San Clemente, es costumbre que la Ciudad premie a aquellas personas o instituciones que han destacado en el devenir de Lorca y por ello en esta ocasión se entregará también el diploma de Servicios Distinguidos a José María Fernández Pallarés (a título póstumo), Jerónimo Gil Arcas, José Montoya García, José Luís Molina Martínez y Miguel Abellán Campoy “El Piru”.
La Orden de las Madres Mercedarias, con más de 500 años de implantación en nuestra ciudad, cumple este año este año además el primer centenario de su colegio, dedicado a la educación de niños y jóvenes. Millares las lorquinas y lorquinos que se han educado en su colegio, desde que en 1914 esta Comunidad de religiosas decidiera, ante la carencia y haciéndose eco de las demandas de muchos lorquinos, implicarse y dar respuesta a “una necesidad notoria en la población por no haber el suficiente número de escuelas”.

Así mismo, las Madres Mercedarias contribuyen cada año con la ayuda de las antiguas alumnas del Centro a mantener viva una de las tradiciones más entrañables de la ciudad, las reliquias y los “rollicos” de San Blas.

Por su parte, Margarita de las Flores Lozano Jiménez, es merecedora de reconocimiento público por su dilatada trayectoria profesional como actriz y por sus servicios prestados a la ciudad de Lorca. Nacida en Tetuán, su infancia transcurre en Lorca, donde tiene vínculos familiares y dónde vuelve en su madurez para establecer su residencia.

En esta ocasión se entregarán también dos diplomas de servicios distinguidos a título póstumo. Uno de ellos recaerá en José María Fernández Pallarés y el otro en José Montoya García.

Fernández Pallarés, quien fuera procurador de los Tribunales y empresario agrícola, fue Concejal y Teniente de Alcalde de esta ciudad y ostentó desde 1.985 a 1.995 su Presidencia de la Real e Ilustre Archicofradía de Ntra. Sra. del Rosario, Paso Blanco, que posteriormente lo nombra Presidente de Honor y le concede la única Medalla de Oro de la Cofradía. Desde septiembre de 2003 a febrero de 2012 desempeñó el cargo de Hermano Mayor de la Archicofradía del Rosario, cuyas actividades potenció de forma muy especial. Desde 1992 hasta su prematura muerte, en el año 2012 estuvo muy ligado a la Comunidad de Regantes, siendo Vicepresidente en una primera etapa y ocupando la presidencia desde febrero de 2011 hasta su muerte.

Montoya García fue empresario mayorista y detallista de tejidos, confecciones y géneros de punto de ropa y complementos, siempre vinculado al comercio tradicional de Lorca, siendo presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Lorca entre 1978 y 1986, así como del Consejo Superior de Cámaras y miembro del Pleno de esta importante institución lorquina desde 1979 a 2002. Entre los numerosos reconocimientos recibidos por su trayectoria, destaca la medalla de oro de la Cámara de Comercio e Industria, siendo uno de los impulsores de las áreas comerciales en Lorca, miembro del comité ejecutivo fundador de la Feria de Artesanía de la Región de Murcia y uno de los cinco promotores del polígono industrial de Saprelorca, una de cuyas Avenidas lleva su nombre.

Por otro lado, se han concedido otros diplomas de servicios distinguidos a Jerónimo Gil Arcas, José Luís Molina y Miguel Abellán “El Piru”.

Así el lorquino Jerónimo Gil Arcas es merecedor de este reconocimiento público por su vocación de servicio altruista en distintas organizaciones de la Lorca, buscando siempre el beneficio de la comunidad. Gil Arcas, ha sido un empresario vinculado siempre a la importante industria del curtido de Lorca, en la que ha destacado siendo miembro de la Junta Directiva del Consejo Español de Curtidores y de la Asociación Química Española de la Industria del Cuero, siempre ha encontrado un hueco para ayudar a la sociedad desde muy diversos ámbitos.

En las primeras elecciones democrática forma parte de la Corporación Municipal, como Concejal, bajo las siglas de Coalición Democrática y en 1976 es elegido Presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre, cargo que ocupa hasta 1982. Desde 1.978 a 1.984 preside el “Club de Tenis Los Álamos”, siendo nombrado por su gestión Presidente de Honor al concluir su mandato.

Desde 1.985 a 1.997, este rabalero de pro, ostenta la presidencia de la Archicofradía del Santísimo Cristo de la Sangre, Paso Encarnado, tiempos en los que consigue que los soldados de reemplazo del Regimiento Mallorca 13, sacaran a hombros a la Sagrada Imagen Titular de la Cofradía en su procesión del Silencio, elaborándose para ello un trono hecho por encargo al artista granadino Eduardo Espinosa.

El Paso Encarnado en atención a sus méritos lo nombra en 1999, Presidente de Honor. También Jerónimo ha formado parte activa desde su fundación en la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales, CECLOR, ocupando la vicepresidencia de la misma y distintos cargos dentro de su organigrama.

Entre los muchos reconocimientos que ha recibido, destacan la Mención Honorífica que recibió en 1985 de parte de la Asociación Química Española de la Industria del Cuero y el premio a la Dedicación Empresarial con carácter especial que obtuvo de la Cámara Oficial de Lorca en 1992.

Por su parte, José Luís Molina Martínez, Maestro y doctor en Filología Hispánica, es investigador de temas locales siendo varias e importantes las publicaciones y estudios llevados a cabo en este sentido, como “La Literatura en Lorca, 1984 y 1986”, la historia de “Asprodes”; la publicación sobre la Semana Nacional del Ganado Porcino y recientemente también, su estudio e investigación sobre la implantación es historia de la orden mercedaria en la ciudad. Destacan también sus estudios relacionados con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, como “La Leyenda tardorromántica de la Región de Murcia” y otros sobre hechos literarios del siglo XIX” (1998), “Raros, anticlericales, satíricos y anarquistas literarios”. Sus obras “desolada sonrisa”; “Variaciones sobre un mismo dolor”; “Del amante injusto” y “Tratado de vulnerabilidad”, lo sitúan también como un poeta importante. Correspondiente de la Real Academia de Alfonso X El Sabio, es desde 2014, colaborador de la Academia Norteamericana de la Lengua.

Por último, el lorquino Miguel Abellán Campoy, reúne los méritos suficientes para ser premiado por su trayectoria personal y profesional. Este comerciante, ha sido un hombre emprendedor y un gran deportista, que goza en la ciudad de una gran popularidad, continuando participando en carreras populares y maratones en categoría de veterano.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies