El PSOE exige al PP que sea responsable y elabore un plan para reducir los elevados índices de contaminación por ozono que sufre Lorca

Los socialistas consideran que no existe una estrategia definida por parte del equipo de Gobierno del PP para luchar contra las elevadas tasas que se registran de este contaminante secundario en la ciudad y achacan a que este problema se agrava en Lorca por la inexistencia de un transporte urbano rápido, funcional y atractivo que sea utilizado por la población, y a las últimas medidas tomadas para la regulación del tráfico en el interior de la ciudad

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Lorca, David Romera, ha exigido al equipo de Gobierno del PP que “sea responsable y tome las medidas eficaces que sean necesarias para tratar de reducir los elevados índices de contaminación por ozono que padece nuestra ciudad, cuyos niveles han alcanzado valores que son verdaderamente perjudiciales para la salud de la población”, después de darse a conocer los resultados del informe sobre la Calidad del aire en España en 2017 elaborado por Ecologistas en Acción, del que se ha hecho eco la prensa regional, y que pone en evidencia que Lorca es una de las ciudades españolas más contaminadas por ozono troposférico.

Los datos muestran que el último trimestre (2015-2017) ofrece unos indicadores más negativos que el trimestre anterior, por lo que la situación ha empeorado. Es decir, “el aire que respiramos los lorquinos día a día está muy contaminado por ozono, que es un contaminante secundario, y que afecta especialmente a la salud de personas mayores, personas que padecen problemas respiratorios y niños”, por lo que “el deber de la administración municipal tiene que ser el de tomar medidas estratégicas en un plan específico a largo plazo que suponga una reducción de los elevados niveles de ozono en la atmósfera”.

Romera informa que en el caso de Lorca, el tráfico de vehículos es el principal causante de los elevados niveles de contaminación por ozono, por lo que “es necesario tomar medidas efectivas y apostar de una vez por todas por fomentar el uso del transporte público urbano”. Para reducir los elevados niveles de ozono, los expertos recomiendan fomentar el uso de vehículos ecológicos o menos contaminantes, usar el transporte urbano, ahorrar energía, reducir el uso de disolventes, usar energías no contaminantes y regular el tráfico de tal manera que sea lo más fluido posible para evitar los atascos.

El edil socialista recuerda que según el informe de Ecologistas en Acción sobre la Calidad del aire en España en 2017, Lorca es una de las ciudades que más sufre la contaminación por ozono, incluso superando en la Región de Murcia a la capital regional y al núcleo industrial de Cartagena, por lo que reclama al Ayuntamiento de Lorca un “plan específico para la lucha contra la contaminación por ozono en Lorca”, del mismo modo que exige que se implementen medidas para luchar contra las emisiones generadas por el tráfico rodado y que pasan por tres ejes: terminar los tramos que quedan por ejecutar de la Ronda Central para liberar al centro de la ciudad del tráfico de paso que va de un extremo a otro del casco urbano; apostar por la modernización del transporte urbano para que sea moderno, eficiente, rápido y atractivo para que vuelva a ser utilizado por los lorquinos; y un plan global de gestión del tráfico rodado en Lorca para que los vehículos discurran de la manera más fluida posible, evitar los atascos y las continuadas detenciones y reanudaciones de la marcha en los vehículos, momentos en los que las emisiones se multiplican.

En este sentido, Romera critica que “Lorca se encuentre en esta lamentable situación ante la inacción del equipo de Gobierno del PP” por cuanto el municipio “no cuenta con un plan específico para luchar contra los elevados niveles de ozono de respiramos los lorquinos cada día, tenemos un transporte urbano tercermundista e ineficiente que apenas es utilizado por la población, o que las medidas para la regulación del tráfico tomadas por el equipo de Gobierno del PP con motivo de las obras de regeneración como es en la Avenida Juan Carlos I o en la Avenida de Cervantes sean erróneas y vayan en contra de la fluidez que reclaman los expertos para evitar los atascos y un incremento en la emisión de contaminantes”. Además de “haber convertido las principales avenidas de Lorca en callejones, los sistemas de regulación empleados generan un tránsito más lento, menos fluido y por tanto más contaminante”, finaliza el edil.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies