Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La nueva desaladora, un ejemplo de ahorro energético

La planta desaladora de Águilas/Guadalentín, en Murcia, está en avanzada fase de construcción por parte de Acuamed. Se trata de una de las mayores instalaciones de desalación de agua de mar mediante osmosis inversa del mundo, ya que ha sido diseñada para una capacidad máxima de producción 180.000 m3/día en una primera fase y 210.000 m3/día en la segunda. El agua producida se destinará tanto a consumo humano como a riego.
En este sentido, Gabriela Mañueco, subdirectora de Construcción de Acuamed, explicó, en su intervención en la jornada dedicada a la desalación en el marco del VIII Congreso que la Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDyR) celebra en Barcelona, que se han podido utilizar en la planta las técnicas más avanzadas tanto para su diseño como para su construcción.
Entre estas innovaciones destacan las aplicadas al ahorro energético. Así, la reducción del consumo de energía “se ha conseguido de forma global”, ha señalado Mañueco. En este sentido, explicó la representante de Acuamed, la planta desaladora “combina las tecnologías más recientes de tratamiento y de recuperación de energía. Por un lado todos los procesos del tratamiento pueden aislarse para utilizar la energía estrictamente necesaria. Por otra parte se han instalado en cada bastidor un grupo de recuperadores de energía de los de última generación para reducir al máximo la energía consumida en la parte de osmosis inversa.
Además de ser una de las más grandes a nivel mundial, esta desaladora cuenta con algunas particularidades que la hacen única.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies