Aislamientos Lorca

“Es muy gratificante ver que tus estudios ayudan a la gente con problemas de salud”

ENTREVISTA / AMANDA CUEVAS, INVESTIGADORA AGUILEÑA EN EL INSTITUTO WEIZMANN DE ISRAEL

Por Ginés Jesús Gómez
Hablamos con la aguileña Amanda Cuevas Sierra para que nos cuente sus impresiones en el prestigioso Instituto Weizmann de Israel, donde ha sido admitida para realizar una estancia de investigación. Amanda comenzó sus estudios en el IES Rey Carlos III, posteriormente se graduó en Biología en la Universidad de Murcia y realizó un máster en Nutrición y Metabolismo (E-MENU) en la Universidad de Navarra. Actualmente desarrolla su doctorado en Ciencias de la Salud.


Pregunta: ¿Cuándo empieza a interesarte el mundo de la biología?

Respuesta: Siempre me han interesado las materias de ciencia, desde el colegio. Tenía curiosidad por conocer el funcionamiento del cuerpo humano y el porqué de las diferencias entre los seres vivos. Ese interés creció exponencialmente cuando llegué al instituto Rey Carlos III de Águilas, donde tuve excelentes profesoras de biología que me motivaron para escoger esta profesión. Cuando llegó el momento de elegir carrera, tenía claro que quería saber de genética, microbiología y fisiología, por ello elegí el Grado en Biología de la Universidad de Murcia. A día de hoy es una decisión de la que no me arrepiento para nada. Te cambia la forma de ver y entender la naturaleza y, además, de alguna manera, contribuyes al conocimiento universal.


P: ¿Por qué tras acabar la carrera en la Universidad de Murcia decidiste irte a Navarra?

R: Porque durante la realización de mi Trabajo Fin de Grado en el último año de carrera, fui alumna interna del Departamento de Fisiología de la facultad y esto me permitió adentrarme en el área de investigación de fisiología y nutrición, y concretamente en el estudio de la obesidad. Me llamaba la atención cómo la biología podía contribuir al estudio de esta enfermedad así que, al finalizar el grado, buscaba un máster que me aportara conocimientos sobre investigación en nutrición. Quería una universidad de prestigio, con muy buenas relaciones internacionales y que contara con un equipo investigador reconocido a nivel nacional e internacional. Es así como me decanté por el Máster Europeo en Alimentación, Nutrición y Metabolismo (E-MENU) de la Universidad de Navarra. Es uno de los mejores del país, así que me di cuenta de que si quería seguir conociendo el mundo de la investigación en nutrición, tenía que estar en Navarra. Durante el máster tuve la oportunidad de vivir la investigación desde dentro, participar en proyectos y trabajar en el papel que tienen los genes y la microbiota intestinal en la obesidad y en la pérdida de peso. Al terminar el máster decidí que quería continuar trabajando con ellos en este campo, esta vez realizando el doctorado.



Estar aquí significa una gran oportunidad en mi carrera investigadora. No ha habido día desde que llegué a este Instituto que no haya aprendido una cosa nueva. Estar en otro laboratorio distinto, con gente de países diferentes y con otra dinámica de trabajo te hace abrir la mente muchísimo y eso es muy importante para un investigador

 

Mi trabajo aquí consiste en el estudio de la microbiota, es decir, cómo nos afecta la microbiota que tenemos viviendo en nuestro intestino y cómo está implicada en las enfermedades que sufrimos, especialmente en el contexto de la obesidad y enfermedades intestinales. Cuando hay problemas en nuestra microbiota se desencadena una inflamación crónica en el intestino y se acaban desarrollando enfermedades como Crohn o colitis ulcerosa.

 

P: ¿Cuándo y cómo decides ir al Instituto Weizmann de Israel?
R: Ha sido gracias al vínculo internacional de la Universidad de Navarra. Sabíamos que el Instituto Weizmann es puntero en investigación sobre microbiota y obesidad. Mi director de tesis me lo comentó como posible destino para avanzar con mi doctorado, por el prestigio que tiene y por el desarrollo profesional que me iba a suponer. Contábamos con que no iba a ser fácil, pero decidimos intentarlo y tras una entrevista me dieron el sí en febrero de este año.

P: ¿Qué significa para ti estar en este instituto de liderazgo mundial en materia de proyectos contemporáneos?
R: Estar aquí significa una gran oportunidad en mi carrera investigadora. No ha habido día desde que llegué a este Instituto que no haya aprendido una cosa nueva. Estar en otro laboratorio distinto, con gente de países diferentes y con otra dinámica de trabajo te hace abrir la mente muchísimo y eso es muy importante para un investigador. Te das cuenta de lo que quieres y lo que se puede hacer, y sobre todo, es el lugar ideal para vivir y ver de primera mano cómo se llevan a cabo estos grandes proyectos, desde cómo empiezan hasta los resultados finales.

P: Explica cuál es tu labor en el Instituto Weizmann de Israel.
R: Mi trabajo aquí consiste en el estudio de la microbiota, es decir, cómo nos afecta la microbiota que tenemos viviendo en nuestro intestino y cómo está implicada en las enfermedades que sufrimos, especialmente en el contexto de la obesidad y enfermedades intestinales. Cuando hay problemas en nuestra microbiota se desencadena una inflamación crónica en el intestino y se acaban desarrollando enfermedades como Crohn o colitis ulcerosa. Nos interesa descifrar esa interacción que existe entre el ser humano y su microbiota intestinal y cómo esta nos puede ayudar a estar más sanos o incluso prevenir enfermedades.

P: ¿Cómo llevas lo de vivir en Israel?
R: La verdad es que Israel me ha sorprendido gratamente. Antes de llegar pensaba que la adaptación iba a ser algo más difícil, pero tengo que reconocer que su gente, su clima y su gastronomía me lo han puesto muy fácil. Es un país con una enorme cultura y una gran historia que se vive en cada ciudad. Como es lógico, mi vida ha cambiado mucho pero es fácil integrarse entre los israelíes y adaptarse a la vida aquí. Pero bueno, por mucho que os cuente, lo mejor es vivirlo y obviamente recomiendo visitarlo.

P: ¿Y cómo lo lleva tu familia?
R: Siempre es un poco difícil estar lejos pero mi familia está muy feliz de saber que estoy haciendo lo que me gusta y que lo estoy haciendo en el mejor sitio posible. Cuando les comuniqué que me habían seleccionado aquí, la reacción fue un poco fría al principio, ya que no tenían mucha información sobre el país. Así que decidimos organizar un viaje familiar para aprovechar mi llegada y conocer Israel. Después de estar en el país quedaron encantados. Ahora estamos en contacto todos los días. Hablamos por teléfono a diario, incluso dos o tres veces. Es realmente gracias a ellos que puedo estar aquí. Ellos me dieron los ánimos y el apoyo que necesitaba, en especial mis padres porque confiaron en mí desde que empecé la carrera y sin ellos nada de esto hubiera sido posible.

P: ¿Qué crees y qué esperas que puede proporcionarte esta experiencia?
R: Creo que mi estancia en el Instituto Weizmann me será de gran ayuda para tener más claro hacia qué punto exactamente quiero orientar mi investigación en un futuro. Cuando llegué quería aprender cuál era la metodología que se lleva a cabo y la tecnología que se usa en un centro puntero como este para poder aplicarla a mi investigación en España. En el tiempo que llevo aquí, y gracias a todo lo que he visto y en lo que he podido participar, se me han ocurrido varios proyectos que me gustaría poder llevar a cabo cuando termine mi tesis. Estoy segura de que en España podré aplicar de alguna manera lo que he aprendido aquí. Este centro es muy inspirador y sin duda está cumpliendo todas mis expectativas.

P: ¿Qué otros planes de futuro tienes en mente?
R: Cuando termine mi tesis doctoral quiero crear mi propia empresa ligada a la investigación, y a través de ello ayudar a todas aquellas personas con problemas de obesidad y enfermedades asociadas. También me gusta la idea de trabajar en una universidad, ya que me permitiría combinar docencia con investigación. Pero, en cualquier caso, no quiero dejar de investigar.

P: ¿Te ves volviendo a Águilas?
R: Obviamente me encantaría poder volver lo antes posible a Águilas. Es mi pueblo y echo de menos muchas cosas únicas que solo encuentro allí, como su clima, sus playas, su comida… y especialmente a los aguileñ@s, que son los que me han visto crecer y los que me han dado cariño junto a mi pilar fundamental en esta vida: mi familia. De momento, poder desarrollarme profesionalmente en Águilas es muy complicado, por tanto me tendré que conformar con disfrutar del pueblo en mis vacaciones. Pero si en algún momento pudiera volver y seguir haciendo mi trabajo allí, lo haría encantada.

P: ¿Cómo ves el mundo científico en los próximos años?
Me parece que la ciencia necesita mucha más inversión económica en España. No concibo la idea de que un país avance si no hay inversión en investigación. Por suerte, hay mucho potencial. Veo que tenemos muy buenos científicos españoles, con una formación excelente, pero que, como ya sabemos, tienen que irse fuera si quieren aspirar a más. Es crucial que se destine mucha más financiación a la ciencia y la investigación porque supondrá mayor calidad de vida y soluciones para el futuro, pero parece que esto es difícil de entender. Quizás el problema es que la investigación necesita tiempo y hay que ser muy pacientes porque los resultados y beneficios no son inmediatos, pero creo que la inversión en ciencia es lo que marca la diferencia en cuestión de desarrollo de un país.


P: ¿Qué palabras les dedicarías a los más jóvenes que quieran dedicarse al mundo de la biología y de la salud?

R: Les diría que adelante con toda la ilusión y que se esfuercen por conseguir aquello que les gusta. Mi frase favorita es “moriría por mis sueños” y eso creo que es lo que deben hacer. Aunque el camino de la ciencia no es lo más sencillo del mundo, es muy gratificante ver que tus estudios ayudan a la gente con problemas de salud. Algunos días se irán a casa un poco frustrados porque ese experimento en el que tenían tantas esperanzas no salió bien, pero que otros días se irán del laboratorio siendo los más felices porque han contribuido a que esta sociedad sea un poco mejor y más sana. Eso es lo más bonito de la investigación.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies