isladelfrailehostel
isladelfrailehostel

“La culpa de una minoría irresponsable y corrupta la estamos pagando entre todos”

Ramón Ortiz es un hombre culto, suficientemente docto en materia política como para representar sabiamente a la provincia murciana en una Cámara como el Senado.
Nacido en Cieza, está casado y es padre de tres hijos.
Aunque ejerce como profesor técnico de Formación Profesional, Ramón Ortiz es Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Graduado en Dirección y Administración de Empresas.
Además, una gran carrera política le avala como líder, ya que ha sido Alcalde de Cieza, Diputado Regional, Consejero de Política Territorial, Diputado Nacional y Secretario General de los socialistas de la Región de Murcia.
Tras unos años apartado de la vida política retoma su carrera presentándose como candidato al Senado por el PSOE.
Por este motivo La Actualidad quiso hablar con él.

Pregunta.- Tras varios años alejado de la actividad política regional ha dado el paso de volver a la misma. ¿Qué le ha movido a adoptar esta decisión?
Respuesta.- Los tiempos que corren no son buenos para casi nadie. Y en el plano político, especialmente difíciles para mi partido. Se ha considerado oportuna mi presencia en la candidatura del Senado y he dicho que sí porque son tiempos que reclaman el compromiso de todos.

P.- Usted se presenta por primera vez al Senado
R.- Efectivamente, ocupé durante tres años un escaño en el Congreso de los Diputados, pero al Senado es la primera vez que me presento.

P.- Sobre la institución del Senado hay abierto un gran debate. ¿Qué tiene que decir al respecto?
R.- Ese debate viene de lejos dado que esta Cámara Legislativa todavía no se ha conformado, en su composición ni funciones, de acuerdo con la previsión constitucional en sentido estricto. Su vocación de Cámara Territorial es una asignatura pendiente de nuestro sistema político-institucional. Espero que en la próxima legislatura se lleven a cabo las reformas necesarias.

P.- ¿Cómo se elige a los senadores y senadoras?
R.- Cada provincia elige cuatro senadores, pero los partidos sólo pueden presentar a un máximo de tres, y los electores sólo pueden dar su voto a un máximo de tres de esos candidatos o candidatas.

P.- ¿El sistema de elección es distinto para el Congreso y para el Senado?
R.- Así es. Cuando damos nuestro voto para el Congreso elegimos la papeleta de un partido y estamos votando la candidatura completa de ese partido. Para el Senado, de entre todos los candidatos que presentan todos los partidos, podemos seleccionar hasta un máximo de tres, a los que damos nuestro voto.

P.- En consecuencia, los electores votan a la persona, no a los partidos
R.- El voto al Senado es un voto a la persona, no necesariamente a un partido. Aunque quien lo desea puede dar su voto a todos los candidatos de un solo partido, que es lo más frecuente, aunque no es necesario que así sea.

P.- Es decir, yo podría votar a candidatos de diferentes partidos.
R.- Desde luego. Cuando usted vaya a votar puede dar su voto a un candidato del partido A, a otro del partido B y a otro del partido C, si ese fuera su deseo.

P.- ¿Cree que el poder votar a la persona incentiva la participación?
R.- Parece evidente a estas alturas que se ha instalado en la sociedad española el deseo de poder votar directamente a la persona que quieres que te represente. Creo que esa posibilidad podría animar más a la participación.

P.- Si sale elegido senador ¿Cómo va a orientar su tarea?
R.- Me ajustaré a la encomienda constitucional de Cámara Territorial que tiene esa institución. El trabajo hay que hacerlo pegado a las necesidades que tiene la gente que te ha elegido. La Región de Murcia tiene frentes históricos sin cerrar: el agua en primer lugar, el empleo, las comunicaciones transeuropeas por ferrocarril, o el marco financiero territorial, entre otros. La agricultura reclama una atención singular; tiene que ser un sector en el que hay que volcarse, máxime cuando se ha abierto en el ámbito de la Unión Europea la reforma de la PAC. Esa nueva Política Agraria Común puede poner en claro peligro el futuro de nuestro ya castigado sector agrario, cuando el objetivo debe ser mejorar las condiciones actuales.

P.- ¿Qué participación espera el próximo 20 de noviembre?
R.- Alta. Creo que se va a producir una gran movilización social pues es mucho lo que nos jugamos. Durante la próxima legislatura vamos a salir de la crisis, y tenemos dos caminos posibles a seguir: el de un gobierno que trabaje pensando en la protección y el bienestar de todos, como han hecho siempre los gobiernos socialistas, o el de un gobierno que aplique la máxima del “sálvese quien pueda”. Y como eso es lo que está en juego, creo que la inmensa mayoría vamos a querer participar en la decisión que se va a adoptar.

P.- La gente está bastante enfadada…
R.- Y está justificado su enfado, pues la coyuntura que estamos viviendo es terrible. La crisis financiera del mundo más desarrollado, al que pertenecemos gracias en gran medida a la gestión de gobiernos socialistas, ha arrastrado a la economía real a un pozo donde pagan justos por pecadores. La culpa de una minoría instalada en la especulación, la avaricia y la irresponsabilidad la pagamos entre todos. La gente tiene razones para estar indignada.

P.- A pesar de todo, ¿cree que irán a votar?
R.- Tenemos que tener confianza en que esta situación la vamos a superar, como siempre lo hemos hecho en España, y en ese proceso de superación de la crisis tenemos que estar todos presentes, participando, además, en las decisiones que se tomen. No podemos dejar las decisiones en manos de terceros. Por eso les digo que, aún enfadados, debemos acudir a votar porque es mucho lo que nos estamos jugando. Además, el voto progresista suele ser un voto hipercrítico, pero sabe que si se queda en su casa deja espacio libre al voto conservador.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies