Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

ALIMENTACIÓN EN LA TERCERA EDAD

maria-jose-gonzalez
Cuando cuidamos de personas mayores o dependientes, solemos encargarnos de sus necesidades más básicas, como es el caso de la ALIMENTACIÓN. Por ello es importante planificar una dieta equilibrada, teniendo en cuenta las posibles limitaciones con las que puedan contar respecto a la masticación y la deglución.

CONSEJOS GENERALES PARA MEJORAR LA SEGURIDAD Y LA EFICACIA DE LA DEGLUCIÓN

Medidas posturales
Para comer es importante estar bien sentado, con los pies apoyados en el suelo y manteniendo la espalda todo lo recta que se pueda. Además se puede inclinar la cabeza hacia abajo en el momento de tragar, ya que facilita la elevación y el cierre laríngeo, evitando así los atragantamientos.

tercera-edad
Medidas dentales
Se debe mantener una buena higiene bucal, cepillar los dientes después de las comidas y realizar los enjuagues oportunos. En el caso del uso de dentadura postiza, se deberá colocar adecuadamente y realizar un mantenimiento apropiado de la misma.
Medidas generales
– Seguir una dieta variada.
– Evitar todo aquello que pueda distraerle en el momento de comer (TV, radio…).
– Hacer un seguimiento del peso. En caso de pérdida sensible, acudir al médico.

CONSEJOS SEGÚN LA CONSISTENCIA DE LOS ALIMENTOS

Líquidos
Es mejor beber a sorbitos y en el momento de tragar inclinar la cabeza hacia adelante (nunca hacia atrás). No se debe levantar hasta asegurarse de que ha habido una buena deglución. En caso de presentar dificultades para tragar o de que ocurran atragantamientos, se pueden espesar los líquidos con polvos espesantes, además de acudir a un logopeda colegiado.
Sólidos
Se deben comer en pequeñas cantidades alimentos que no se desmenucen, masticando despacio y con la boca cerrada. Se deben evitar sólidos muy duros y secos (se pueden triturar), además de alimentos con harina, ya que se pueden “pegar” con facilidad en el paladar.
En todo momento se debe procurar tomar alimentos de fácil masticación, blandos y homogéneos, en caso de ser necesario pueden “lubricarse” con salsas, mayonesa, aceite… para facilitar la deglución.
Consistencias mixtas, líquido y sólido
Evitar estas consistencias cuando se produzca atragantamiento con líquidos y sea difícil la manipulación de la comida. Especialmente las frutas con mucho jugo (naranja, sandia…), sopas muy líquidas. En caso de que las coma, hay que hacerlo muy despacio, masticándolo todo e inclinando la cabeza hacia adelante. Recuerde que estos son sólo algunos de los consejos para las personas con problemas en la deglución, ante cualquier duda o necesidad contacte con un logopeda colegiado.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies