Aislamientos Lorca

La Guardia Civil revisa las máquinas de tabaco

Aunque la nueva Ley antitabaco, por la cual se prohíbe fumar en todos los bares, restaurantes y locales públicos cerrados no entra en vigor hasta el próximo 2 de enero de 2.011, ya se puede observar en innumerables locales de Águilas una desaparición masiva de máquinas expendedoras de tabaco.

¿El motivo? Una reciente redada de la Guardia Civil encargada de revisar el cumplimiento por parte de los hosteleros de la localidad de las medidas reguladas por la LEY 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, puesta en marcha en el año 2006, y en base a la cual, los hosteleros tenían que señalizar debidamente y controlar las máquinas expendedoras de tabaco que estuvieran en sus locales, con licencia incluida, de modo que en ningún caso los menores de edad pudieran tener acceso alguno a un cigarrillo.Muchos no obtuvieron dicha licencia y aunque al principio todos hicieron acopio del “mando antitabaco”, la realidad es que el elemento en cuestión fue perdiendo adeptos, llegando a desaparecer en la mayoría de los bares y cafeterías de la localidad. Por esto, algunas máquinas han sido precintadas y otras simplemente eliminadas por sus dueños, los cuales no querían enfrentarse a las numerosas y elevadas multas, que en base a licencias, tasas y recibos justificativos podrían alcanzar los 600 euros de cuantía.
Locales aguileños como la Cafetería del Casino, la Bodeguilla o la Cafetería 1.900 han retirado sus respectivas máquinas de tabaco mientras realizan todos los trámites para ponerlas en regla, otros locales aguileños como la Cafetería Centro, el Yesterday o La Glorieta continúan con su actividad de venta de tabaco en el local con absoluta normalidad.
En cualquier caso los mayores damnificados de esta nueva ley antitabaco son los propietarios que hicieron obras en sus locales de más de 100 metros para habilitar una zona de fumadores. Esas inversiones aún sin amortizar no servirán para nada con la entrada de la nueva ley, y tampoco recibirá ninguna compensación.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies