Aislamientos Lorca

“Ver la cara de satisfacción de la gente es lo que más me llena de este trabajo”

La Geoda de Pulpí sigue acaparando tipo de miradas. Su exposición al resto del mundo sigue en auge y las visitas a ella no cesan

Por Samuel Pérez
Entrevista A Milagros Carretero, Geóloga y Coordinadora de Guías de La Geoda de Pulpí

La Geoda de Pulpí sigue acaparando tipo de miradas. Su exposición al resto del mundo sigue en auge y las visitas a ella no cesan, pero desde La Crónica de Pulpí hemos conseguido robarle unos minutos En la imagen, Milagros Carretero, junto a la entrada de la Mira Rica y la Geoda

CdP: Muchas gracias por concedernos esta entrevista, Mila. Estamos en la boca del lobo, la entrada de la Geoda. ¿Qué se siente al estar aquí de nuevo siendo tú?
Mila: No te cansas, por muchas veces que bajes a enseñárselo a la gente.

CdP: ¿Cómo está siendo el trabajo que desempeñáis aquí desde agosto?
Mila: Es un no parar, viene gente de todos lados. Estamos encantados, eso sí. Ver la cara de satisfacción de la gente es lo que más me llena de este trabajo. La gente que sabe lo que es una Geoda nunca se la imagina de este tamaño y transparencia, nadie piensa que sea así aún habiéndola visto en fotos y vídeos.

CdP: ¿Qué es lo que más llama la atención de la gente en la mina?
Mila: El sector ‘Quien tal pensara…’ es el más sorprendente para la gente que nos visita. La última parte, la que hemos bautizado como la Catedral de Pulpí… Es que es espectacular. Las escaleras de emergencia que hay justo en ese lugar, de una altura de 42 metros, impresionan mucho, igual que los 5 pisos en escalera de caracol que hay que bajar para llegar a la Geoda.

CdP: Me comentabas que habían puesto la iluminación nocturna para el entorno minero de la zona. ¿Crees que esto será llamativo para los visitantes?
Mila: Creo que todos estos cambios que estamos viviendo durante el trascurso del tiempo hará que la gente tenga más curiosidad. Cuando los visitantes vivan las visitas guiadas nocturnas, estoy casi segura de que tendrán más afluencia de gente que las diurnas. En la mina da igual la hora que sea, pero el entorno de alrededor es mágico por la noche.

CdP: ¿Te cuesta trabajo bajar a la mina cada día?
Mila: Para nada. Para mí es un regalo que hayan contado conmigo en este proyecto. Y todos los días veo algo nuevo en la mina, así como disfruto del entorno y las vistas de fuera. Ojalá hubiera sabido esto cuando estaba estudiando la carrera.

CdP: ¿Algún mensaje para los pulpileños que no hayan bajado a la mina?
Mila: Que no tengan miedo y disfruten del tesoro que tenemos en el pueblo. Somos unos provilegiados. Aquí esperamos a todos con los brazos abiertos.

La entrevista en La Crónica de Pulpí

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies