Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Lorca y Caravaca acogerán los actos de hermanamiento entre las cofradías de la Virgen de las Huertas y la de la Santísima y Vera Cruz

caravacastrong>El primero de ellos tendrá lugar el próximo 4 de diciembre en la Basílica de Caravaca. Le corresponderá, a finales de 2017, un encuentro en la ciudad del sol que ratificará los nexos de unión entre ambos colectivos
El Alcalde de Lorca, Francisco Jódar, junto a la Presidenta de la Real Hermandad de la Virgen de las Huertas, patrona de la ciudad, Isabel Giménez, y el Rector de la Basílica de Caravaca, Emilio Andrés Sánchez, ha informado que este colectivo se va a hermanar con la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz, en un acto que tendrá lugar el próximo día 4 de diciembre a las 12:00 horas en la Basílica de la Vera Cruz de Caravaca. Este acto será correspondido con otro similar que está previsto que se desarrolle en Lorca con la presencia de ambas Hermandades a finales de 2017. De esta forma la Virgen de las Huertas procesionará el mencionado día desde el Monasterio de Las Claras en Caravaca, donde se celebrará una recepción, hasta la Basílica.

El Primer Edil ha destacado que ambas hermandades cuentan con un perfil muy similar. De hecho cabe señalar que velan por las respectivas imágenes patronales de sus ciudades, ambas, además, constituyen ciudades que son enclaves de máxima relevancia fronteriza y cruce de caminos en la Edad Media.

Francisco Jódar ha recordado que la historia nos indica que Lorca y Caravaca de la Cruz se convirtieron en ciudades limítrofes bastiones del cristianismo y la reconquista de territorios desde las que se empezó a expandir esta fe hacia distintas poblaciones, principalmente enclaves de Andalucía y Castilla la Mancha.

El Alcalde ha explicado que a través de este hermanamiento se marca el objetivo de promover la realización de una serie de compromisos religiosos y culturales entre ambas hermandades, al tiempo que se erige como símbolo de amor fraternal y nuevo vínculo de unión entre ambas ciudades, cuya historia, sociedad y cultura no pueden entenderse sin adentrarse en el conocimiento de sus exponentes simbólicos más sagrados, como son la Vera Cruz de Caravaca y la Virgen María Real De las Huertas, de Lorca.

La imagen de la Virgen de las Huertas se atribuye a un regalo del entonces príncipe Alfonso, posteriormente Alfonso X el Sabio, que durante su participación en la lucha contra los árabes la trajo consigo desde Zamora. A dicha talla le imploraba auxilio para sus campañas militares. La recuperación de la ciudad le fue atribuida tanto por el príncipe como por los lorquinos a la intercesión mariana. Tras su marcha dejó la imagen en Lorca, procediendo a levantar una ermita para su veneración. La imagen fue destruida durante la Guerra Civil, siendo la actual una réplica elaborada por Sánchez Lozano. Fue coronada como Patrona de Lorca en 1944.

La Cruz de Caravaca es, según la tradición, una reliquia de la Cruz en la que Jesucristo fue crucificado y que encontró la Emperatriz Santa Elena. Se conserva en un relicario con forma de cruz patriarcal de doble brazo horizontal sobre uno vertical, en la Basílica del Real Alcázar de la Vera Cruz de Caravaca de la Cruz, y es patrimonio religioso de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies