Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

“Ser Hijo Adoptivo conlleva una gran responsabilidad ya que han apostado por considerarme un paisano”

juanroHablamos con Juan Rojo, director de la banda titular y de la escuela del Patronato Musical, sobre su pasión por la música
El equipo de La Actualidad se desplazó hasta el Patronato Musical Aguileño porque, por méritos propios, Juan Rojo se merecía una entrevista.
Director de la Banda Municipal, es además, desde el pasado sábado, Hijo Adoptivo del municipio.
Pregunta.- – ¿Cómo se toma uno este reconocimiento?
Respuesta.- Todavía estoy como flotando. Es una gran responsabilidad, ahora ya no puedo hablar mal de Águilas siendo de Lorca, (bromea), la verdad es que nunca lo he hecho.
Lo cierto es que se siente una responsabilidad grande porque han apostado por considerarme un paisano y para mí es muy bonito y el acto fue muy emocionante.

Pregunta.- Háblenos un poco de los actos de Santa Cecilia de entre los cuales se encontró este homenaje.
Respuesta.- Los actos empezaron con la recogida, hace 2 fines de semana. Este año en concreto han sido ocho los músicos que han pasado de la Banda Escuela a la Banda Titular. La recogida es un acto entrañable, muy bonito porque vamos a recoger a los músicos a su casa, las familias están allí esperando con mucha ilusión, la banda llega tocando y eso pues la verdad es que es muy emocionante y lo cierto es que a muchos de ellos se le salta la lágrima en un momento dado.
También hay risas en la recogida, porque lo que empezó como una broma se ha convertido ya en una tradición, hay que pasar por el túnel y una vez allí aguantar que los músicos te den con las partituras, pero todo muy entrañable.
En Santa Cecilia solemos hacer juegos para los niños y meriendas, además de las Jornadas de Puertas Abiertas. Pasamos la semana entera haciendo cosas, pero como acto destacable el del pasado sábado, donde se llevó a cabo mi nombramiento y el domingo terminaron los actos con una Misa de Santa Cecilia y una comida de Hermandad.

Pregunta.- Una de las funciones del patronato es la de enseñar, ¿Desde qué edad pueden venir niños a estudiar y qué instrumentos pueden tocar?
Respuesta.- Los niños pueden ingresar a partir de los 4 años para estudiar música y movimiento. A través de los juegos, de dibujar y pintar se va acercando a los niños al mundo de la música.
Después pasan a dar solfeo, que es casi lo más incómodo, es como la gimnasia de los deportistas. Yo muchas veces se lo digo a ellos, que antes de jugar un partido tienen que calentar y el solfeo es ese calentamiento, pero digamos que es la faceta más ingrata, la parte que están deseando terminar cuanto antes y de hecho hay unos métodos que se llaman el “solfeo no es feo”, para facilitar la enseñanza.
Y en cuanto a los instrumentos, pues se estudian todos los referentes a la banda de música, es decir, viento-madera, viento-metal, cuerda -porque las bandas asimilan violonchelos y contrabajos- y percusión.
Flauta, oboe, clarinete, saxofón en todas sus variantes, y luego instrumentos de metal como la trompeta, el trombón, la tuba, trompa o bombardino, todos ellos conforman la banda y son los que se aprenden aquí. A parte se dan clases de piano complementario porque los niños que van al conservatorio lo van a necesitar.
Aquí preparamos a los niños para sus exámenes de conservatorio, con muy buenos resultados por cierto.

Pregunta.- Este edificio es como una gran familia, entrar en él es como entrar en la casa de alguien, está lleno de vida.
Respuesta.- Eso pasa porque ésta es una entidad muy particular, así como hay otras entidades que acogen a una edad determinada, por ejemplo, en el deporte distinguen entre alevines y juveniles, aquí no.
Aquí tenemos una mezcla de niños desde 4 años, que son los más pequeños, hasta personas con 70 años y claro, eso lógicamente eso hace que todo sea diferente. Se puede ver a un señor al que le cuesta subir la escalera rodeado de niños de 6 años que la suben corriendo a punto de caerse y eso es lo que propicia que esto sea una gran familia.

Pregunta.- ¿Nunca es tarde para aprender música?
Respuesta.- Nunca, de hecho en esta última recogida pasaron a la Banda Titular tres adultos, que empezaron hace unos años su enseñanza musical y, por ejemplo, Miguel Martínez, que es uno de los que han pasado este año, es abuelo.
Tenemos un grupo de adultos a los que damos clase Inma y yo. Este es otro tipo de enseñanza, ya dirigida a personas mayores, con menos disciplina que la de los niños, de hecho son clases muy distendidas en las que se habla de todo, de hecho cuando vienen sin ganas se les nota, me piden que les cuente batallitas.

Pregunta.- También existe un acto en el que se reconoce a los músicos que llevan más de 25 años en la banda, ¿No es así?
Respuesta.- Efectivamente, desde hace unos años se tiene por costumbre homenajear a los músicos que han pasado 25 años en la banda, se les hace una distinción para reconocer la permanencia.

Pregunta.- ¿Se jubila uno de la banda?
Respuesta.- No, a veces por imposibilidad física hay algunas actividades como los pasacalles que se hacen muy difíciles de llevar, pero en los conciertos, que es una actividad ya más tranquila y de estar sentado, ahí no hay edad de jubilación, cada uno se marca la suya.

Pregunta.- ¿Cuánta gente conforma el Patronato?.
Respuesta.- Profesores creo que somos 28, en la banda pequeña tiene unos 70 componentes y la banda mayor más de 60. Casi 140 personas en total. Más luego los alumnos que aún no están en las bandas, que vienen a dar clase, seremos unos 200.

Pregunta.- Aquí encontramos un museo con un piano maravilloso y una serie de piezas fantásticas. Háblenos un poco de él.
Respuesta.- El piano perteneció a Francisco Díaz Romero, así como alguna batuta que cedió la familia.
Cualquier persona que quiera ver el museo tiene las puertas abiertas, la entrada es completamente libre. Aquí es donde se van depositando instrumentos de otras épocas que ya están en desuso, que no se pueden tocar, hasta recuerdos, premios, placas de todos los festivales en los que hemos estado, un cuadro del pintor Manuel Coronado, que nos lo regaló. Encontramos las banderas de la banda escuela y la titular, fotos históricas y muy bonitas, bandas que tienen 150 años de antigüedad. Una historia que ha sido interrumpida, cuando acabó la antigua Banda Municipal y empezó el Patronato, hace unos 40 años, tras un paréntesis de 10 años.

Nosotros somos un estamento fuerte gracias al Ayuntamiento, que siempre ha estado ahí para todo lo que lo hemos necesitado. Por encima de cualquier color. Yo lo decía el otro día en mi discurso, mientras el patronato se pueda mantener al margen de políticas seguirá para adelante.

Pregunta.-
Y usted, ¿Cómo fue su llegada a Águilas?
Respuesta.- Yo llegué aquí con 19 años, cuando empezó de nuevo el Patronato tras una época de recesión, el primer profesor que hubo fui yo. Yo estaba de ayudante del director de Lorca, lo llamaron y me mandó para acá. Durante un año fui profesor del Patronato, de hecho, algunos de los que están por aquí fueron alumnos míos, las primeras notas se las enseñé yo.
Luego aprobé para la Marina y me tuve que marchar, hice dos viajes con el Juan Sebastián Elcano y luego estuve destinado en Galicia, en la Escuela Naval, hasta que me destinaron a Cartagena. Una vez allí empecé como Director en Pliego, de donde también guardo muy buenos recuerdos y amigos, después de 20 años me siguen llamando, de hecho soy autor de la música del himno de Pliego.
Y bueno, en el año 1994 fue cuando volví aquí, volví a Lorca y en ese cambio de vida, Manolo Giménez me ofreció volver y ya cuando vine estaban Manolo, Ginés, Inma, Diego… En fin, una serie de profesores que han pasado de ser alumnos a profesores, que llevan toda la vida aquí, colaborando y sacando alumnos para adelante.
Y a partir de ese año empezamos a preocuparnos por la escuela, a insistir mucho en la enseñanza, porque ese es el futuro de la banda. Si la escuela no funciona la banda tarde o temprano desaparecerá.

La escuela nutre a la banda, de hecho lo teníamos todos muy claro, los instrumentos que se imparten son los propios de la banda, porque la gente al final va a lo más conocido, el piano y la guitarra y eso perjudica a la banda.
Hay que cuidar ese tema, porque si tienes 200 alumnos pero 100 de ellos a escogido la guitarra, lo que está en peligro es el futuro de la banda.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies