Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

El nuevo PEPRI flexibiliza las condiciones para rehabilitar viviendas en el casco histórico, crea un nuevo grado de protección y genera un ámbito único de actuación

cascoEl documento apuesta por permitir la instalación de ascensores, implementar nuevos servicios y crear viviendas de mayor tamaño, adecuadas a las necesidades de las familias. Se procederá a revisar, actualizar y mejorar el catálogo de protección, sus ficheros, así como las normativas urbanística y arqueológica. El PEPRI abarca 56 hectáreas y 310 inmuebles catalogados.

5 de diciembre de 2016. Los Concejales de Urbanismo, Cultura y Casco Histórico en el Ayuntamiento de Lorca, Satur Martínez, Agustín Llamas y Francisco García, han anticipado que la redacción del nuevo PEPRI persigue, en líneas generales, flexibilizar la intervención en la zona, teniendo como eje fundamental la actualización del inventario de inmuebles para que la información contenida en el actual PEPRI responda a la situación real de cada caso.

Uno de los grandes retos es proceder a aclarar la normativa que afecta a cada edificio para que los propietarios tengan bien claro qué criterios les son de aplicación. De esta forma se fomentará la adaptación de las casas para su uso residencial, permitiendo acciones como la instalación de ascensores, implementación de servicios y otros trabajos. Para ello, y como novedad, se permitirá intervenir en los forjados, hecho que hasta la fecha no se podía realizar. Así, por ejemplo, se contribuye a que las rehabilitaciones en este perímetro protegido permitan habilitar viviendas de mayor tamaño, que responden a las necesidades reales de las familias en materia de vivienda.

En cualquier caso se garantiza la conservación y protección de los elementos arquitectónicos y de ornato culturalmente relevantes. Cualquier acción en casas o edificios de esta zona requerirá de un informe justificativo previo.

El nuevo PEPRI apuesta por reorganizar y definir un nuevo catálogo pormenorizado y riguroso de las construcciones del casco histórico. Esta acción incluye que alrededor de 50 inmuebles variarán el grado de protección que ahora tienen, en unos casos subirán y en otros bajarán, adecuándose a su estado real. Se trata de modificar los grados de protección de estas construcciones y definir uno nuevo, denominado grado 4, para determinados inmuebles que requieren de actuaciones concretas. Esta variación se aplicará tanto a espacios como a elementos urbanos catalogados.

Los trabajos se dirigen a analizar, revisar, modificar y actualizar los listados que conforman el catálogo actual para obtener una herramienta de trabajo útil, actualizada, cómoda, ordenada y eficaz tanto para la administración como para los particulares. Contará con nueva documentación técnica y gráfica que refleje los trabajos desarrollados en los últimos años tales como actuaciones de emergencia, y grado de afección por terremoto, entre otros. Se crearán nuevas fichas para aquellos elementos de una ficha individual, como es el caso de los escudos nobiliarios, que pasarán a estar incluidos en el catálogo de BIC.

Se redactará una única ficha para cada elemento catalogado que incluirá toda la información. Se establecerán listados de Bienes de Interés Cultural (BIC), Bienes Catalogados por su Relevancia Cultural, Bienes Inventariados, Espacios Urbanos Catalogados, elementos Urbanos Catalogados, Perspectivas y Vistas Urbanas Catalogadas y Elementos Protegidos en Bienes no Catalogados.

Una nueva delimitación para el PEPRI

El Ayuntamiento plantea analizar de modo exhaustivo los límites actuales del PEPRI para solventar los problemas que se han generado en el perímetro del ámbito de actuación, debido a incompatibilidades generadas en la superposición de ámbitos de actuación con planeamiento aprobado con los límites actuales del PEPRI, así como las particiones de medianeras, que ocurre en varias manzanas.

Se prevé crear la figura del ámbito de influencia, o sector de amortiguación, como espacio de transición entre el ámbito estricto del propio PEPRI y el ámbito del Plan General, con la aplicación de unas ordenanzas particulares de condiciones estéticas y de composición de volúmenes, Para ello se propone una nueva delimitación que amplíe el ámbito de la siguiente forma:

1) El límite sureste hasta la avenida Juan Carlos I, abarcando todo el vial desde el óvalo de Santa Paula hasta la avenida de Santa Clara, e incluyendo también el ámbito de protección del conjunto del castillo.

2) Al noroeste, contemplando la ribera de San Miguel hasta la delimitación del río Guadalentín, la autovía y el barrio de San Lázaro.

3) Al suroeste se propone ampliar hasta la ermita de San Lázaro, incluyendo sus restos y los arqueológicos que pudieran existir.

4) Se prevé incluir en el nuevo PEPRI los barrios altos y el conjunto del castillo, además de definir un único ámbito de actuación integral, acabando con los actúales sectores I y II.

Cabe recordar que el área bajo la normativa del PEPRI reúne 139 bienes inventariados, 109 bienes catalogados y 62 Bienes de Interés Cultural, lo que supone un total de 310 inmuebles catalogados.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies