isladelfrailehostel

Las 5 reglas clave de María Coronado para hacer frente a los excesos Navideños

thLlega esta época tan esperada para los reencuentros familiares cargada de acontecimientos y la mayoría de ellos se celebran alrededor de la mesa. Aunque por fecha oficial, la navidad empieza con la tradicional lotería de navidad, es ya un mes antes cuando comenzamos a reunirnos con comidas para festejarla, sin contar, que en los supermercados empiezan a vendérnosla en el mes de octubre.
Las estadísticas, y la experiencia pasando consulta de nutrición durante ocho años, señalan que la mayoría de las personas acaban la navidad con 3 ó 5 kilos de más, y con la consiguiente subida alarmante del índice de grasa corporal, esto ocasiona un sobreesfuerzo del aparato digestivo, con la consiguiente aparición de ardor, acidez, pesadez, flatulencia, hinchazón abdominal, digestiones lentas y en algunos casos indigestión, que pueden provocar diarreas, nauseas y vómitos. De hecho, en estas fechas , es frecuente ver los centros médicos saturados como consecuencia de una ingesta excesiva. Es el resultado de los excesos alimenticios propicios de estas fiestas, que también pueden tener otras consecuencias más graves para la salud, especialmente en personas con patologías como la diabetes, colesterol elevado, triglicéridos altos, hiperuricemias o hipertensión.

Por todo esto, el control de los nutrientes ingeridos, el consumo de alcohol y el valor energético de los alimentos son en estas fechas nuestra primera prioridad a tener en cuenta. No es cuestión de restringir sino de dar más valor a unas normas de vida saludable.
Mis 5 reglas o consejos claves para hacerle frente a los excesos navideños son;
1. Sigue realizando cinco comidas al día; tres comidas principales y dos snacks. Hazlas ligeras (frutas, verduras, ensaladas, consomés), de manera que compenses los excesos. Come despacio, masticando 13 veces el alimento en cada bocado y disfrutando de la conversación. Es conveniente que los platos se elaboren con raciones equilibradas, acompañados de ensalada y verduras, y siempre preferiblemente quedar poco saciado que muy empachado. Las verduras crudas son ricas en enzimas y facilitan la digestión.
2. Mantener el nivel hídrico; beber 2 litros de agua al día nunca en las comidas, ayudarnos con infusiones o té. El agua es muy beneficiosa para el organismo, lo limpia y ayuda a su depuración de tantas toxinas. Tomar alcohol con moderación, ya que aporta calorías vacías sin ningún valor nutricional, limita las copas de vino durante la comida, y resérvate la copa de sidra o champán para brindar.
3. Que alimentos saber escoger; opta por cocinar platos tradicionales, prepara unos entrantes ligeros antes de servir los platos fuertes, a base de ensalada, marisco hervido y carnes magras como el jamón, elige alimentos con grasa insaturada de origen vegetal como el aceite de oliva, frutos secos… y toma con moderación alimentos que llevan grasas saturadas como embutidos, queso grasos, mantequilla… de manera que no superen el 7% de contenido calórico total.
4. Controla el consumo de los dulces navideños; la bandeja con turrones y otros productos típicos navideños tienen una presencia continua en la mesa familiar durante la navidad. Y por ellos, son un riesgo importante de ingerir mucho azúcar, hidratos de carbono, grasas saturadas, la solución para que no pase esto es controlar el no comer demasiados y comprar más dulces navideños light que actualmente encontramos ya en todos los supermercados. Sustituye el azúcar con edulcorantes, toma un yogurt probiótico al día, ya que facilita la digestión, reduce la hinchazón y las molestias digestivas. La piña y la papaya son frutas bajas en azúcar y con efecto diurético que nos pueden ser de gran ayuda para estas digestiones pesadas.
5. Por último, el deporte; para mí uno de los factores más importantes. Si es recomendable durante todo el año hacer ejercicio físico moderado al menos 20-30 minutos diarios, en Navidad conviene insistir aún más, y sugerir aumentar su intensidad y duración con el fin de quemar los excesos de celebraciones. Al terminar las comidas… ¿por qué no salir a dar un paseo en familia?
Aquí acaban mis recomendaciones para esta navidad 2015, os deseo a todos ¡Feliz año nuevo 2016!

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies