isladelfrailehostel

Aprobadas las subvenciones de 1,2 millones para restaurar las iglesias de SanPedro y San Diego

11_terre-300x225
El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia ha aprobado subvenciones que suman 1,2 millones de euros para la rehabilitación de las iglesias de San pedro y San Diego de Lorca, que se vieron gravemente afectadas por los terremotos del año 2011.

La mayor subvención, 673.000 euros procedentes del crédito del Banco Europeo de Inversiones, corresponden al proyecto para la recuperación integral de la iglesia de San Pedro uno de los templos medievales de los barrios altos, construida en el siglo XV y ha sido concedida al ayuntamiento ya que la iglesia está desacralizada.
El templo de San Pedro, con bóveda y portada barroca y nervadura ojival en el presbiterio, fue devastada por el terremoto de 1674, desde entonces se encuentra en ruinas y su estado se agravó con los seísmos del 11 de mayo de 2011.

Su restauración está recogida en el Plan Director para la Recuperación del Patrimonio Cultural de Lorca, que establece la coordinación y actuaciones conjuntas para la recuperación total del Conjunto Histórico-Artístico de la Ciudad del Sol tras los seísmos de hace cuatro años.

El proyecto de rehabilitación establece la recuperación conceptual del espacio arquitectónico primitivo, con la recuperación de la geometría de las bóvedas perdidas y de los sillares de la crucería del cuerpo de entrada al templo, así como la consolidación de la portada gótica, la torre, las cornisas y los elementos decorativos.

Además, el Consejo de Gobierno ha autorizado otra subvención por valor de 547.500 euros al Obispado de la Diócesis de Cartagena, para ejecutar la segunda fase de las obras de emergencia y complementarias del proyecto de rehabilitación de la iglesia de San Diego, cerrada al culto desde que ocurrieron los temblores.

Este edificio, que se desplomó ante las cámaras de televisión que emitían en directo durante el segundo de los seísmos, sufrió daños considerables y la inversión inicial para su rehabilitación incluía entre otras la recuperación de la fachada principal, la antigua espadaña, la consolidación de la estructura, el asentamiento de los pilares y diversas actuaciones en la bóveda y el templo.

Durante el transcurso de estas obras de recuperación se han detectado otros daños graves como los que presentan los pilares que sustentan la estructura abovedada, importantes disgregaciones de los materiales de construcción, deformaciones en la estructura del suelo del camarín y el falso techo de la sacristía o la formación de faldones de la cubierta realizada por losas de hormigón armado, un factor de riesgo muy importante ante nuevos seísmos.

Asimismo, han aparecido elementos decorativos, como pinturas en varias zonas de las naves y el presbiterio de la iglesia y otras en el techo de la sacristía, la capilla de San José y en el lateral de la sacristía, que serán recuperadas con esta nueva inversión.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies