La Guardia Civil investiga a una decena de personas relacionadas con delitos contra el derecho de los trabajadores

En Archena, recogían a peones agrícolas extranjeros indocumentados y los trasladaban a una finca de Puerto Lumbreras

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en Archena la operación ‘Vansjob’, una investigación orientada a esclarecer una serie de irregularidades en el ámbito laboral, que se ha saldado con la investigación de diez personas como presuntas autoras de los delitos contra el derecho de los trabajadores (15), de usurpación de estado civil (3) y de estafa (4).
Dos de los investigados, responsables de una empresa de trabajo temporal (ETT), con sede en Beniel, conseguían trabajadores extranjeros indocumentados. Estos eran trasladados por cinco conductores desde Archena hasta una finca de Puerto Lumbreras para realizar tareas agrícolas.
La investigación se inició en noviembre del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en varias plazas del municipio de Archena, furgonetas de transporte de trabajadores recogían a grupos de ciudadanos extranjeros para trasladarlos a puntos de recolección agrícola de otras localidades.
Desde ese momento, guardias civiles del área de investigación del Puesto de Archena y del equipo ROCA (contra robos en el campo) iniciaron una serie de vigilancias y recabaron información para conocer si se trataba de prácticas irregulares.
En colaboración con inspectores de trabajo
Estos dispositivos policiales permitieron conocer que los citados transportes de jornaleros tenían como destino una finca agrícola de Puerto Lumbreras, donde, en colaboración con inspectores de trabajo de la Tesorería General de la Seguridad Social de Murcia, se llevó a cabo una inspección.

En el lugar fueron identificadas ocho personas, de las cuales, cinco eran los conductores de las furgonetas. Éstas –varones, de nacionalidad colombiana, paraguaya y ecuatoriana; y vecinas de Archena, Totana y Murcia– resultaron investigadas como presuntas autoras de delito contra el derecho de los trabajadores.
Las otras tres personas aparecían relacionadas con delitos de estafa al facilitar su propia documentación para que terceras personas pudieran trabajar legalmente, por lo que resultaron investigadas como presuntas autoras de delito de estafa.
La operación ‘Vansjob’ ha permitido la identificación de los responsables de la empresa de trabajo temporal, con sede en Beniel, a los que les han sido instruidas diligencias por, al menos, una quincena de delitos contra el derecho de los trabajadores.
La Guardia Civil continúa la investigación abierta al objeto de determinar la posible implicación de otras personas en el supuesto entramado delictivo.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies