ENTREVISTA A MARÍA CORONADO, Nutricionista de Centro Médico Águilas: “Mi lema preferido es: “comer es un placer”. Hay que consumir de todo, pero en cantidades y frecuencia adecuadas”

maría cor
Ya sea porque a casi todos nos sobran unos kilitos, ya sea porque la nutrición es fundamental para superar muchas enfermedades, todos hemos oído hablar de María Coronado. A sus 32 años, esta aguileña se ha ganado una brillante reputación profesional que la convierte en la nutricionista de referencia en la localidad.

PREGUNTA.- ¿Qué te animó a estudiar Nutrición y Dietética?
RESPUESTA.- Desde que era niña me llamaba mucho la atención “la bata blanca”, he crecido viéndosela vestir a mi padre todos los días, recuerdo perfectamente cuando iba con mi madre y mis hermanos a visitarlo a la farmacia. La tradición siguió con mi hermano al estudiar medicina, me encantaba observar su enciclopedia de anatomía humana “Sobota”, la cual después utilice yo, hasta que decidí escoger ciencias de la salud en Bachillerato, me atraía mucho el mundo de la alimentación, la combinación y composición de nutrientes y su influencia en las enfermedades, al terminar selectividad tuve clarísimo, mi vocación al mundo de la Nutrición Humana y dietética.

P.- ¿Qué ocurre en la clínica de un nutricionista? ¿Qué problemas encuentras en el día a día?
R.- Puede ocurrir de todo, no sólo trato a personas que buscan una dieta de adelgazamiento personalizada, sino trato otros casos, pacientes con un IMC en bajo peso que necesitan ganar kilos, pacientes con problemas de hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia…, obesidad infantil, enfermos oncológicos, alimentación adaptada a deporte, planificación de menús escolares, charlas a diversos grupos sociales…

P.- ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?
R.- La satisfacción que muestra el paciente tras haber finalizado el tratamiento con éxito, cumpliendo los objetivos propuestos. Siempre digo, que la recompensa es totalmente de ellos; yo pongo mis conocimientos y doy toda la ayuda posible, pero ellos son los que realmente hacen el esfuerzo.

P.- ¿Y lo que menos?
R.- A veces, el poco reconocimiento de tu trabajo, la dejadez del paciente. Mi trabajo me lo tomo muy enserio, no estamos en un centro de estética, ni vendiendo batidos milagrosos. He estado preparándome durante 5 años, cursando varias carreras, no haciendo un cursillo abierto a todo el público.

P.- ¿Cómo te defines profesionalmente hablando? ¿Cuáles son tus preocupaciones?
R.- Una amante empedernida de mi profesión. Si tuviera que volver a decidirme por qué carrera cursar, lo tendría claro, volvería a estudiar Nutrición Humana y Dietética; me encanta mi trabajo, no tengo horarios, mis pacientes lo saben, me tienen a su disposición a cualquier hora del día y para todo problema en el que pueda ayudarles y aún mejor solucionarles.
Mis preocupaciones, la verdad, son pocas. La experiencia, después de 9 años trabajando, me ha enseñado muchas cosas, los comienzos son complicados, la novedad o el boom está siempre, pero conseguir mantenerme a diario con el dietario completo de pacientes los 5 días laborales de la semana después de 9 años, es un gran reto. Así, que sí que es verdad que a veces, es bueno tener competencia, es más, la competencia nos hace ser más fuertes.

P.- ¿Cuál es la dieta más natural que existe?
R.- La dieta más natural que existe es la de implantar hábitos educativos, 5 comidas diarias, un desayuno saludable muy completo, comidas variadas y equilibradas, y cenas ligeras. Por supuesto, consumiendo nuestra maravillosa dieta mediterránea.

P.- ¿Existen las dietas milagro? ¿Qué opinas de la Dukan?
R.- Las dietas milagro claro que existen, pero son perjudiciales para la salud. Son un engañabobos, y además imposibles de mantenerlas a largo plazo, el rebote o efecto “yo-yo” es abismal, y nunca conseguimos aprender hábitos. La dieta Dukan cumpliría con todos los adjetivos que acabo de explicar; siempre mi opinión ha sido opuesta a esta dieta y la sigo manteniendo.

P.- ¿Cuál es tu opinión profesional acerca de las dietas vegetarianas y veganas?
R.- Las dietas vegetarianas realmente son una forma o estilo de vida que muchas personas utilizan, estando bien equilibradas para que no carezcan de vitaminas y nutrientes no deben de ser peligrosas.

P.- ¿Crees que se investiga lo suficiente en obesidad?
R.- Sí, pero aún se podría investigar un poco más. La última noticia sobre investigación que me llega es que en Murcia, en el hospital Virgen de la Arrixaca, se ha puesto en marcha, en la unidad de maternidad, a través de nutricionistas y endocrinos, un estudio sobre cómo repercute la alimentación de un grupo de mujeres gestantes sobre la futura salud del bebé al nacer y durante los 8-10 primeros años de vida. Con este estudio, intentan confirmar la importancia que tiene una buena alimentación durante el periodo reproductivo de la mujer para así asegurar la buena salud del bebé, y posterior desarrollo y crecimiento óptimos.

P.- ¿Es hereditaria la obesidad o puede evitarse?
R.- La obesidad va condicionada por numerosos factores; el genético puede influenciar, pero en un bajo sector de la población. En la mayoría de pacientes la obesidad es 100% evitable. Cuando los padres son obesos o uno de ellos lo es, la probabilidad de que sus hijos sean obesos aumenta. Por ello hay que inculcar desde el momento que nacen, un estilo de vida saludable, alimentación equilibrada y práctica de deporte a diario.
P.- ¿Deporte y nutrición van de la mano?
R.- Siempre, es un kit completo, tanto el deporte necesita de una buena nutrición como la nutrición necesita deporte a diario. La nutrición y el ejercicio físico se dirigen al mismo fin, nuestra salud y bienestar.

P.- ¿Habría que hacer desaparecer dulces y helados para evitar tentaciones?
R.- No, hay que aprender a superar las tentaciones. Mi lema preferido es, “comer es un placer”. En el sector de la alimentación tiene que haber variedad de alimentos; hay que consumir de todo, pero en cantidades y frecuencia adecuadas. Y podemos darnos algún capricho, pero no todos los días. Siempre digo que “hay que comer para vivir”, pero “no vivir para comer”.

P.- ¿Qué aconsejas para comer bien cuando hay prisas?
R.- Lo primero, cuando cocinemos algún plato tradicional, como pueden ser guisados de legumbres, carnes o pescado, hacer un poquito más y congelarlos; en un día de prisas, sin tiempo para cocinar, nos puede sacar del apuro. Lo segundo, si éste no es el caso, optar por cocinar alimentos a la plancha con un primer plato de ensalada o verduras, es rápido, sano y sin complicaciones.

P.- Si tuvieses que dar unos breves consejos a unos padres preocupados porque su niño no come bien, ¿qué les dirías?
R.- Comenzaríamos estableciendo horarios regulares, desayuno equilibrado en casa, almuerzo completo en el cole, comidas principales variadas y llamativas, con el fin de despertar la atención del menor, merienda complementaria al resto de tomas y cenas sencillas y nutritivas. Si aún así, no vemos mejoría con estos cambios, habría que recurrir a otros métodos.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies