El PP permite la aprobación de las modificaciones del presupuesto del ayuntamiento para evitar la paralización de proyectos emprendidos por Fulgencio Gil

La concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Rosa María Medina, ha informado que el Grupo Municipal Popular ha optado por permitir la aprobación de las modificaciones presupuestarias municipales en el pleno celebrado esta mañana para evitar que quedaran paralizados algunos de los proyectos emblemáticos que se están ejecutando en nuestro municipio gracias al trabajo desarrollado por Fulgencio Gil, como es el caso concreto de la rehabilitación del Coso de Sutullena, que constituye una apuesta personal y política de nuestro presidente local.

Es evidente que hubiéramos preferido que los puntos incluidos en las dos modificaciones presupuestarias planteadas hoy se hubieran podido votar de forma separada, algo que el alcalde de los socialistas ha impedido. Sin embargo, por encima de cualquier postura política nosotros defendemos la necesidad de que las inversiones y proyectos que se materializan en Lorca actualmente gracias a la labor coordinada de Fulgencio Gil y Fernando López Miras, y por ello hemos actuado en consecuencia. Nuestro compromiso con la rehabilitación, por ejemplo, del mencionado Coso de Sutullena, es inquebrantable y así hemos querido ratificarlo una vez más.

Existen otras partidas de gastos incluidas en estos cambios del presupuesto con las que también estábamos de acuerdo, como así hemos subrayado en el transcurso de su debate, e incluso algunas nos parecen escasas. Estamos hablando, por ejemplo, del segundo rescate económico que se tiene que hacer en pocos meses desviando dinero municipal a Limusa porque la gestión política que están haciendo de la empresa es un desastre que en ningún caso deben terminar asumiendo los trabajadores, duplicando esfuerzos y sobrecargados de trabajo.

Consideramos que constituye una “temeridad y una imprudencia” que el alcalde de los socialistas se gaste de golpe todo el ahorro que dejó el PP en el Ayuntamiento. Estamos hablando de 12.857.755,58 €, de los que alrededor de 9 millones se tienen que devolver a Iberdrola y el resto, aproximadamente 3,5 millones, lo van a fulminar de una sola vez, dejando las cuentas del Ayuntamiento “hechas un solar”, y sin capacidad de respuesta ante cualquier gasto extraordinario que pudiera surgir. Nosotros dejamos un colchón económico en las arcas municipales que permitía reaccionar ante cualquier eventualidad, y esa ventaja también la vamos a perder.

Nuestra propuesta fue que los puntos incluidos en las modificaciones presupuestarias se votaran por separado. Ya que tuvieron la idea de variar el contenido inicial de estas modificaciones, no se tenían que haber quedado a medias.

Rosa María Medina ha informado que la propuesta que el PP puso sobre la mesa para proteger el dinero de todos los lorquinos frente al intento del PSOE de “quemar las naves”, planteaba limitar el gasto previsto por el Sr. Mateos, pasando de 3,5 millones a 1,42, una cantidad que incluiría las cuestiones necesarias para este año, como la aportación municipal a los proyectos Next Generation, la reparación y corrección de nivel en la confluencia de Camino Torre con la rambla de El Murciano, el desarrollo de la UA-23 en el barrio de San Cristóbal, una amplia batería de obras en pedanías, prestaciones básicas a familias vulnerables, suministros pandemia, el segundo rescate de Limusa y las obras en Plaza Vera y el Coso de Sutullena.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies