Desde el PP afirman que lasupresión de los proyectos para construir las presas en Biznaga, Nogalte y Torrecilla marca el X aniversario de la riada de San Wenceslao

El gobierno socialista ha retirado de la planificación hidrológica del Ministerio la construcción de las infraestructuras más importantes para la defensa de avenidas, y tampoco ha impulsado la presa de Béjar. El canal de evacuación para dar salida al agua de la zona en la que se acumula en Campillo, permanece bloqueado, sin proyecto ni financiación

Fuente: Prensa PP

Diez años después de las graves inundaciones que sufrieron las pedanías lorquinas de Campillo, Torrecilla y Purias, así como Puerto Lumbreras y otros municipios de la comarca, la aportación del gobierno de Pedro Sánchez es suprimir las obras de encauzamiento y construcción de presas y diques de laminación en las ramblas de Biznaga, Nogalte y Torrecilla. Es más, la de Béjar también se queda en un “ya veremos”, sin plazos, ni compromisos, ni fecha aproximada ni financiación de ningún sitio.

Así lo confirma la planificación hidrológica que el gobierno del PSOE presentaba hace unos meses por medio de la Confederación Hidrográfica del Segura en Lorca. El documento tampoco incluye referencia alguna al supuesto plan de limpieza de ramblas que se anunció hace más de tres años, mientras que el canal de evacuación que estaba previsto en la rambla de Biznaga, que constituye el gran proyecto para evitar que el agua quede embalsada en estas pedanías, dicen que tendrá que ser más pequeño, estrecho y “más bonito”, con “criterios verdes”, y sigue sin fecha, ni proyecto ni dinero.

El presidente del Partido Popular de Lorca ha afirmado que el gobierno central no ha aprendido absolutamente nada de lo mucho que sufre nuestro municipio cada vez que llueve con intensidad. Somos conscientes de que la construcción de infraestructuras de defensa contra inundaciones requiere de tiempo y dinero, pero es inconcebible que a estas alturas en vez de impulsar las obras que se habían proyectado para proteger a los vecinos, han suprimido la construcción de 2 de las 3 presas, porque tenemos que dejar claro que precisamente estas son las infraestructuras de defensa de avenidas que tenían que proteger a los vecinos afectados frente a las inundaciones.

Lo previsto y planificado desde el gobierno de España hasta hace 3 años era construir las presas de Torrecilla, Nogalte y Béjar, así como implementar un amplio canal de evacuación y drenaje con el objetivo de dar salida al agua de la zona endorreica que permanece siempre anegada por la llegada del agua procedente de los cauces de las ramblas de Purias, Torrecilla, Nogalte y Béjar.

Hemos de señalar que entre los años 2012 y 2016 se construyeron 20 diques de laminación en la cuenca de la rambla de Nogalte, que permitían frenar la punta de avenida en caso de fuertes lluvias, y cuyos trabajos se ejecutaron de forma paralela a la recuperación del proyecto para construir la tan necesaria presa que contenga el agua y otorgue tranquilidad a los vecinos afectados periódicamente por las inundaciones.

El gobierno local incumple su compromiso y los afectados por las Zonas de Flujo Preferente no tendrán ningún mapa alternativo ni alegaciones individualizadas

 

Tras suprimir estas infraestructuras de defensa ante inundaciones, el gobierno de Pedro Sánchez, con la habitual colaboración de su alcalde Diego José Mateos, lo que plantea a los afectados es que abandonen sus casas, prohibiéndoles cualquier tipo de obra y calificando más de 2.000 hectáreas como Zonas de Flujo Preferente.

Fulgencio Gil ha considerado que nos han hecho perder el tiempo y retroceder un año completo mareando a la gente para presentar ahora unas alegaciones genéricas, que en nada tienen que ver con las alegaciones individualizadas que prometieron a los damnificados. Toda la supuesta acción contundente del Ayuntamiento que prometieron se reduce ahora a firmar un texto estándar de tres folios con una serie de perogrulladas que ya sabíamos todos desde que iniciaran este desquiciado procedimiento. El periodo de alegaciones mucho nos tememos que no va a servir para nada, y está llamado a ser otra trampa del PSOE para ganar tiempo.

Lo que el alcalde de los socialistas prometió fue entregar un estudio pormenorizado que rebatiera con planimetría y datos técnicos los mapas elaborados del gobierno de España, pero los damnificados no van a tener ningún plano, ni detalle técnico alguno para rebatir las intenciones de la CHS, porque el estudio, que se tenía que haber encargado en noviembre de 2021, tal y como exigió el PP y aprobó el pleno del ayuntamiento, no se encargó hasta julio de 2022.

Exigimos, como lo hemos hecho en repetidas ocasiones ante la evidente arbitrariedad y falta de rigor de la CHS en este proceso, la retirada instantánea de todo este proceso por el laberinto en el que han metido a los vecinos a quienes debería defender construyendo las infraestructuras de defensa de avenidas en vez de arruinarlos de esta forma.

Insistimos en que el Ayuntamiento active sus servicios jurídicos para defender a los damnificados por este despropósito, cuyo nivel de chapuza carece de antecedentes en la historia de nuestra Región. Cuanto antes se pongan a trabajar, mejor para todos, porque este asunto está abocado a terminar en los tribunales y el Ayuntamiento no puede dejar desamparados a los vecinos cuando es perfecto conocedor de la injusticia que sufren.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies