Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Las caravanas invaden las playas aguileñas

Los dueños de los campings instan al Ayuntamiento a poner soluciones

Caravana

En la imagen, una de las caravanas que se encuentra en la playa del Arroz

Pasearse las mañanas de invierno por las playas del Arroz, de la Carolina o la Higuerica a solas es un placer que desde hace algún tiempo es imposible practicar debido a la multitud de caravanas que acampan libremente por nuestras costas.

Los empresarios de los campings de Águilas han denunciado en diferentes ocasiones tales hechos puesto que es una práctica que afecta a la imagen del pueblo y que también va en perjuicio de sus negocios. Sin embargo, a pesar de que existe una ley para regular la acampada salvaje, dicha ley es tan ambigua que resulta difícil su aplicación.

Así, mientras que los dueños de los campings instan a la acción al Ayuntamiento para que organice a los cuerpos de seguridad en la vigilancia de las playas, el Consistorio apela que no recae en ellos tal competencia sino que es el propio cuerpo de la Benemérita el que debe organizar el control de playas.

Según la ley, está prohibido acampar en grupos de más de tres vehículos en una zona ubicada a menos de cinco kilómetros de un camping. Sin embargo, la ley sí permite estacionar caravanas por un período de tres días pero sin bajar ningún tipo de enser del vehículo. Rebasado tal período el excursionista deberá marcharse del lugar.

Y es ahí donde reside la ambigüedad de la ley, ya que como explicaba a este periódico Pedro María, concejal de Turismo, “las personas que conocen sus derechos se ríen del agente en su cara, ya que mueven cincuenta metros la caravana y vuelven a estacionar” y continúa “la ley explica que el vehículo debe moverse, pero no especifica la distancia, de ahí que resulte difícil aplicar el reglamento”.

Pedro María afirmó la existencia de un claro vacío legal en esta ley y, añadió, que lo único que el Ayuntamiento puede hacer a este respecto es denunciar la situación a la Guardia Civil y a Costas. Asimismo animó a los dueños de los campings aguileños a que hicieran lo mismo, ya que “la movilización es el único camino para conseguir soluciones”.

Por su parte, la Comandancia de la Guardia Civil, declaró a “La Actualidad” que “nos consta que la Guardia Civil está realizando el trabajo de vigilancia de costas, pero el mismo no resulta fructífero debido a que los campistas abandonan unas playas para instalarse en otras, sucediéndose así una rotación continua” afirmaron.

Posibles soluciones

Manolo Barón, presidente de la Asociación de Empresarios de Camping de Murcia pide que se aplique la ley, ya que están informados de estos hechos tanto la consejería de Turismo, como la Guardia Civil, Policía Local y Ayuntamiento, así les solicita que incidan e insistan en solucionar la situación, puesto que está en sus manos ponerle fin acudiendo a las playas dónde se acampa más a menudo.

Por su parte, el concejal de Turismo de Águilas, Pedro María, afirmó a este periódico que está en proyecto la creación de una Policía de Playas dentro del cuerpo municipal, pero subrayó que existen otras prioridades que son necesarias satisfacer en primer lugar. Asimismo, añadió que durante la época estival la vigilancia de costas realiza este trabajo, si bien no es suficiente ya que no cubre todo el año.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies