isladelfrailehostel

Más de 400.000 personas defienden el trasvase

Las expectativas no sólo se cumplieron, sino que se superaron. 400.000 personas, según cifró la Policía Local, participaron el miércoles en la capital murciana en la manifestación en defensa del Trasvase Tajo-Segura. Murcianos, valencianos y almerienses se mojaron para mostrar su disconformidad con la reforma del Estatuto de Castilla La Mancha; una insolidaria reforma que, apuntaba el Sindicato de Regantes del Tajo-Segura, responsable de convocar esta multitudinaria manifestación, “se traduce en la supresión de envíos de agua no sólo para nuestra agricultura, sino también para el abastecimiento de las poblaciones”.

manifestaciónLo que se vio el miércoles en Murcia fue una verdadera piña política y social. Los presidentes del Partido Popular en Murcia, Ramón Luis Valcárcel; Comunidad Valenciana, Francisco Camps; y Andalucía, Javier Arenas; el secretario general del PSRM, Pedro Saura; de los socialistas valencianos, Jorge Alarte; la secretaria de Política de Aguas de la Comisión Ejecutiva del PSOE andaluz, María Dolores Muñoz; el senador del PSOE por Murcia, Francisco Abellán; el coordinador de IU en la Región de Murcia, José Antonio Pujante; los parlamentarios populares Vicente Martínez Pujante, Alberto Garre y Arsenio Pacheco; junto a los alcaldes y concejales de casi todos los municipios de la Región, entre ellos Lorca y Águilas, caminaron codo con codo junto a los regantes y el resto de manifestantes que recorrieron las calles que separan la Redonda de Teniente Flomesta defendiendo con rotundidad lo que es un derecho de todos: tener acceso al agua.

Con relativo retraso, la marea humana comenzó su recorrido precedida de 25 tractores y tres camiones frigoríficos tras los que se situaba la pancarta con un claro mensaje En defensa del Tajo-Segura. No al estatuto de Castilla-La Mancha.
Seguian a la pancarta miles de manifestantes que dos horas después, cuando la cabeza de la manifestación ya había sido testigo de la lectura de los manifiestos recorían aún la Gran Vía. Pocas veces una causa común había movilizado a tantísimas personas y esa satisfacción se notó en el ánimo de todos los presentes.

Camps aseguró que “la fuerza con la que hoy estamos pidiendo que no se cierre el trasvase deja claro que el acueducto se ha convertido en lo más importante de la historia hídrica de España”. El presidente valenciano mostró confianza en que las voces del levante español serán escuchadas porque, aseguró, “el agua es un bien natural de todos los españoles”. Por su parte, Javier Arenas subrayó que “lo que pedimos hoy aquí es que el agua que sobre no se tire al mar porque muchos la necesitamos”.

Desde las filas socialistas, Pedro Saura mostró su cara más optimista ante la unidad en torno a la defensa del Tajo-Segura, “unidad que-dijo-es lo que demanda la sociedad”.

También el coordinador general de IU quiso dejar claro su apoyo a un trasvase que lleva 30 años dando agua a Murcia y que “no tiene sentido suspender”.
El deseo ahora de todos los manifestantes, expresado por el presidente del Sindicato Central de Regantes, Francisco del Amor, “es que nos escuchen , porque si no -sentenció- la próxima será en Madrid”.

Valcárcel espera que Madrid “escuche el clamor en defensa del Tajo-Segura”
El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, reclamó al Gobierno de España que “que escuche el clamor de Valencia, Almería y Murcia en defensa de los trasvases”, y añadió que el Ejecutivo murciano “no tolerará que se toque el acueducto Tajo-Segura”.

Para el presidente regional murciano, el Gobierno de España “tiene que tomar las riendas de la política de agua, que ha abandonado” y recordó que “ni Castilla-La Mancha, ni ninguna comunidad autónoma tiene competencias para decidir sobre la política hídrica nacional”.

“Si desde aquí somos capaces de llegar al resto de España y concienciar a quien hay que concienciar, el esfuerzo que todos los ciudadanos hemos hecho hoy habrá merecido la pena”, apostilló.

Valcárcel explicó que la Región no se opone al desarrollo de las competencias autonómicas ni a la mejora del autogobierno por parte de otras autonomías, pero remarcó que “el Tajo es un río de España y el agua patrimonio de todos los españoles, por esto no vamos a tolerar que nadie le ponga fronteras”.

Destacó que “no vamos contra nadie sino a favor de una España solidaria, conforme a los mandatos constitucionales”, y por ello “no podemos admitir que un Estatuto suponga privilegios de unas comunidades sobre otras. Nos estamos jugando nuestro presente y nuestro futuro”, aseveró.

Exigió al Estado que admita que “el agua es un bien de interés nacional”, pues, de lo contrario, “estará firmando la sentencia de muerte del Tajo-Segura, vaciando de competencias al Estado e infringiendo la Constitución”, concluyó.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies