Aislamientos Lorca

Las obras en San Vicente impulsadas por el PP permiten ampliar la plaza, ganar espacio para el peatón, crear una Ludoteca y ampliar la oferta de cursos de la Universidad Popular

El plan de Fulgencio Gil resuelve el grave problema de acceso al parking creado por la pésima planificación del PSOE y ahorra a los lorquinos 90.000 € en alquileres

El Alcalde de Lorca y Presidente del Partido Popular en nuestra ciudad, Fulgencio Gil, ha afirmado que la inversión que vamos a desarrollar para mejorar la Plaza de San Vicente es un paso clave dentro de la revolución social, cultural y comercial que hemos iniciado, y que nos va a permitir aprovechar la construcción de nuevas infraestructuras para llenar nuestras calles, barrios y plazas de movimiento. Después de los años que hemos estado trabajando para volver a levantar Lorca, luchando contra los efectos de terremotos, inundaciones y crisis económica, ahora es el momento de disfrutar de lo que los lorquinos hemos conseguido juntos.

Uno de los primeros objetivos dentro de nuestro plan es seguir implementado actuaciones de regeneración en nuestro casco histórico, que nos permitan dotarlo de vida durante todo el día. Por ello hemos apostado decididamente por ubicar en San Vicente un nuevo edificio que dinamice la actividad social, dotado de oficinas por las mañanas y con movimiento de personas durante todo el día, gracias al establecimiento de las nuevas instalaciones de la Universidad Popular, que cuenta con alrededor de 2.000 alumnos en sus diferentes actividades.

Esta nueva ubicación permitirá una ampliación tanto del espacio con el que cuenta este servicio como del programa de cursos y actividades que ofrece a todos los lorquinos. Se trata de una demanda que se viene planteando desde hace tiempo y a la que ahora tenemos la oportunidad de ofrecer una solución satisfactoria. Para subrayar el dinamismo social, además vamos a establecer una ludoteca infantil en la planta baja del inmueble.

La inversión en la Plaza de San Vicente constituye la apuesta urbana más destacada de los últimos años en esta zona del casco urbano, y solucionará el histórico e incómodo estrechamiento de la calle Lope Gisbert a esa altura. Para ello se suprimirán las 2 rampas de aparcamiento del parking y el acceso y salida serán soterrados. Esta medida también permitirá agrandar la propia Plaza, donde el peatón ganará espacio.

Estamos hablando de una inversión de 4,5 millones de euros. El nuevo inmueble contará con una superficie de 3.254 m2 albergará la sede de la Universidad Popular, una ludoteca infantil, una planta ático para actividades sociales y culturales, así como las oficinas de Aguas de Lorca. El acceso al parking de San Vicente será soterrado y la salida se cambia a Corredera.

Los lorquinos conseguimos mejorar urbanísticamente la confluencia de la calle Lope Gisbert con Plaza de San Vicente, dentro de un plan que da paso a un edificio dotado de sótano para aparcamiento de vehículos, planta baja, 4 plantas intermedias y un ático sobre cubierta.

Los espacios de la primera planta del nuevo edificio se repartirán entre una Ludoteca infantil y el servicio de atención al público de Aguas de Lorca, que también aprovechará las plantas 1ª y 2ª, mientras que la 3ª y 4ª albergarán la nueva sede de la Universidad Popular. La planta ático sobre cubierta quedará configurada como un espacio polivalente para el uso de colectivos de toda índole, cara al desarrollo de actividades culturales, ciudadanas, presentaciones de iniciativas turísticas, comerciales y de ocio. El nuevo edificio permitirá a los lorquinos ahorrarse 90.000 € anuales solo en alquileres.

Las instalaciones que dejará libre la Universidad Popular, ubicadas en la Plaza Virgen de la Amargura, y que son de propiedad municipal, serán destinadas a la creación de un Espacio Joven en pleno centro de la ciudad, quedando a disposición del Consejo de la Juventud y Asociaciones Juveniles para su uso y disfrute. Habida cuenta de sus dimensiones, permitirán abrir un aula de estudio que estará abierta de acuerdo a sus necesidades, incluyendo servicio 24 horas.

Entre las mejoras más destacadas que van a poder encontrar todos los ciudadanos destaca la supresión de los accesos actuales al aparcamiento de San Vicente, que tantos problemas ocasionan a sus usuarios y que, en muchos casos, han provocado que los conductores desistan de su utilización. Las rampas de entrada y salida cambiarán de forma que se accederá a través de un nuevo acceso soterrado desde la calle Lope Gisbert mediante un pasillo bajo tierra que se habilitará durante las obras de construcción del nuevo edificio.

La salida ya no se realizará a Lope Gisbert, eliminando la actual rampa de gran pendiente y difícil visibilidad, que, además, invade la acera. Se suprime la actual rampa de salida lo que permite alinear las aceras de San Vicente y Lope Gisbert. Los vehículos saldrán a partir de ahora por calle Corredera. La mejora urbana para el peatón será más que considerable y beneficiará especialmente a la propia Plaza, que ganará en seguridad y comodidad, permitiendo además eliminar el actual “cuello de botella” que existe en la zona, un estrechamiento que desaparecerá. Este nuevo inmueble releva a la vieja comisaría, cuyo edificio fue declarado en ruina y no podía ser readaptado porque no fue construido sobre pilares, sino que se apoyaba sobre paredes maestras.

Un trampantojo pionero de casi 50 metros con edificios monumentales

Los trabajos de demolición del viejo inmueble se iniciaron el pasado viernes a las 15:00 y se han desarrollado a lo largo de todo el fin de semana, siguiendo el plan previsto y sin incidencias de relevancia en el transcurso de los trabajos. De esta forma lo previsto es que se pueda completar el derribo y desescombro en los próximos días.

Tras ello se procederá a vallar el perímetro de la parcela, una labor que incluye la ubicación de una lona de grandes dimensiones en todo el perímetro. Se trata de un trampantojo de casi 50 metros de longitud y 3 de altura, que reflejará edificios monumentales de nuestro patrimonio histórico. Se trata de una estructura impresa sobre aluminio, troquelada e ilustrada. Ofrecerá un modelo que queremos que sea imitado cada vez que se ejecute una intervención de este tipo en nuestro casco histórico.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies