isladelfrailehostel

¿Gigantes lorquinos en la Prehistoria?


Por Andrés Alejandro GARCÍA CARO
Una leyenda que tomo cuerpo a partir de la Guerra Civil española (1936-1939) entre la población lorquina de la época. La leyenda apuntaba que entre las canteras que se explotaban a lo largo del siglo XX situadas a un kilómetro al sur del Cerro del Castillo de Lorca existían unas tumbas megalíticas gigantes que contenían huesos de individuos que medían más de cuatro metros de altura. Hablamos del conocido Monte Murviedro, situado en las cercanías del Castillo de Lorca donde hoy se pueden ver unas antenas de TV colocadas no hace mucho tiempo. En esa zona se conoce hoy en día la existencia de un Yacimiento arqueológico que data por lo menos desde época del Cobre (III milenio a.C. aprox.).


De las varias excavaciones efectuadas en el sitio, las más serias se desarrollaron durante los meses de julio a septiembre de 2001 en las que se documento la existencia de un gran poblado prehistórico amurallado que controlaba todo el gran valle del Guadalentín, pero que se encontraba muy deteriorado por la explotación minera llevada a cabo como decíamos durante el Siglo pasado. De su material arqueológico podemos encontrar preciosas piezas que en su mayor parte se encuentran repartidas entre los Museos arqueológicos de Lorca y Murcia. Murviedro era conocido desde antiguo por varios estudiosos locales como “El Colmenarico”. Existe un artículo titulado ‘El misterioso caso de la canteras de los gigantes de Murviedro’ escrito por unos testigos que dicen haber trabajado y visto dichas tumbas y los huesos de los gigantes citados, su nombre hermanos “Morote”-Francisco y Antonio Sanchez que entre otros nombres que se citan de personas que trabajaron en dichas minas dicen haber visto también lo mismo que estos. En 1955 se destruyó gran parte de las tumbas megalíticas de estos míticos gigantes legendarios hallados por la explotación de la cantera de caliza que había en este monte. Los diversos robos en el Yacimiento sin descontar la explotación minera hacen muy difícil el trabajo e investigación del Yacimiento arqueológico donde en pleno siglo XX se dice haber encontrado estos gigantes, es más cuentan que en ese mismo año 1955 tras el descubrimiento de estos restos de posibles gigantes llegaron altos cargos militares desde la capital de España y de Alemania, en concreto relatan los testigos que vino la milicia de Franco y dos hombres trajeados de aspecto alemán, cerraron la mina, sacaron de la mina discos de aspecto muy raro y sobornaron a los trabajadores de la mina diciéndoles que si alguien les preguntaba que les dijesen que eran moros que hace siglos vinieron a luchar en la zona. El caso es que los huesos que presuntamente se llevaron también junto a esos extraños discos se encontrarían hoy en algún museo de Estados Unidos y en alguno de Alemania según apuntan muchos investigadores, pero como decimos nada que podamos distinguir entre la leyenda y la realidad. Lo único que hoy tenemos es los restos bajo la superficie y el material hallado en las diversas excavaciones del siglo pasado que no parecen ser de gigantes ni mucho menos pero que si nos abre la incógnita sobre el desarrollo de la Prehistoria en Lorca una vez más.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies