Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La iglesia de San Mateo de Lorca reabre sus puertas al público el domingo 18

La Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lorca, Sandra Martínez, ha informado que la iglesia de San Mateo de esta localidad volverá a abrir sus puertas al público de forma definitiva el domingo 18 de noviembre, una vez que han concluido las obras de rehabilitación del templo por los daños que sufrió con los terremotos del 11 de mayo.

Martínez ha explicado que “el Ministerio de Fomento recepcionó recientemente las obras que estaba realizando en esta iglesia, por lo que ha sido entregada al Obispado de Cartagena con el fin de que pueda retomar su actividad normal. En este sentido el Obispo de la Diócesis, José Manuel Lorca Planes, tiene previsto celebrar una Eucaristía con motivo de este templo parroquial el 18 de noviembre a las 19:30 horas, según nos ha informado el Vicario Episcopal de Lorca, Francisco Fructuoso”.

“Es sin duda una muy buena noticia que se suma a los numerosos avances que están produciéndose en la ciudad en cuanto a la recuperación de los daños causados por los seísmos, no sólo en el ámbito de la recuperación del patrimonio histórico, sino también de la rehabilitación y reconstrucción de viviendas, comercios y equipamientos públicos dañados”, recalcó la edil.

Sandra Martínez subrayó que “San Mateo es una muestra más de que vamos a conseguir que Lorca quede incluso mejor que antes de los seísmos, ya que podremos disfrutar de un templo mucho más espectacular y también más cómodo y accesible gracias a las intervenciones llevadas a cabo, en el que destaca la recuperación de los elementos de piedra de columnas y arcos que presentaba el templo en sus orígenes y que quedaron ocultos en posteriores reformas”.

La Concejal ha explicado que “las obras de la parroquia de San Mateo son sólo un ejemplo del esfuerzo de la rehabilitación de nuestro importante patrimonio histórico con el que dinamizar los eventos y la vida del centro de la ciudad, además del turismo local, y de esta forma ayudar a los comerciantes y hosteleros del municipio, lo que generará empleo para los lorquinos”.

La edil ha recordado que “entre la primera fase de obras de emergencia (en la que se abordaron trabajos urgentes para preservar el templo ante cualquier problemática y frenando el deterioro), las obras financiadas por el Ministerio de Fomento para la consolidación estructural y seguridad del edificio (en muros, arcos, bóvedas, paramentos, torre y fachada principal) de unos 980.000 euros, y las obras financiadas por la propia Parroquia y el Obispado de Cartagena, con el patrocinio de empresas como el Grupo Consentino, en los solados, instalaciones, sacristía y zonas anexas, se han invertido 1.465.500 euros en esta importante construcción de nuestro patrimonio cultural”.

La Iglesia de San Mateo es de estilo barroco, tiene planta de cruz latina con 3 naves, cúpula en el centro del crucero y capillas a los lados de la nave con galería sobre ellos y balcones sobre arcos de medio punto.

La Iglesia de San Mateo comienza a construirse desde mediados del siglo XVIII a iniciativa de la orden jesuita, sobre el espacio ocupado con anterioridad por la Ermita de San Agustín. Sustituyó a la vieja Iglesia de San Mateo enclavada en el espacio de la que fuera Plaza de Abastos, y que se quedó pequeña para las necesidades de esta orden.

Las obras fueron dirigidas por el maestro Pedro García Campoy hasta la expulsión de los jesuitas en 1773, cuando las obras se pararon, retomándose en 1787 de la mano de Jerónimo Martínez de Lara y acometiéndose las naves laterales y principales así como la fachada.

Las obras vuelven a pararse hasta 1868 cuando se reanudan con la construcción de la torre. Ya en la década de los 90 se realizan el crucero, camarín, presbiterio, sacristía y dependencias anexas, finalizando la construcción del templo con la creación de la cúpula de soluciones renacentistas.

En su interior alberga, como obras de arte destacadas, el Retablo Mayor, obra de Jerónimo Caballero, las tallas de los 4 evangelistas ubicadas en las pechinas, obra del escultor lorquino Juan Dimas, así como los lienzos de pintores lorquinos del s. XVII como Miguel de Toledo o Camacho, así como otras obras como “La Adoración de los magos” atribuida a Mateo Ferrer o “El Bautismo de Cristo” de Muñoz Barberán.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies