isladelfrailehostel

El agua, la vida

Esta semana ha sido noticia la concesión de una importante subvención en calidad de ayuda para la puesta en marcha de la desaladora de La Marina. Una buena nueva, sin duda, pues la agricultura de Águilas pasa por unos momentos de crisis, solamente salvable haciendo posibles algunas de sus trabas más significativas. El agua es una de ellas. Y, precisamente esta nueva planta va a ser el vehículo para la obtención de esta preciada materia prima.

Con este proyecto se deja ver el empeño y voluntad de los agricultores aguileños que luchan con una vehemencia plausible por su medio de subsistencia. Además, se trata de una iniciativa que ha costado mucho sacar adelante, lidiando contra la dura burocracia y con otra larga lista de impedimentos que no han significado en ningún momento elementos de freno para estas personas, empeñadas en su objetivo: el agua para regar sus cultivos.

En poco tiempo la desaladora de La Marina será una realidad y comenzará a lanzar sus primeros metros cúbicos de agua. Una obra titánica, fruto asimismo de gigantes, hombres que no han cedido ante la adversidad y cuyo tesón ahora se ve recompensado. Por tanto, hay que trasladar palabras de congratulación a toda la Comunidad de Regantes de La Marina, extensibles a la persona de su presidente, Pedro López Sáez, quien en nombre del colectivo que representa, ha sido el capitán de la batalla.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies