Aislamientos Lorca

A la eterna memoria de Don Alfonso Escámez

Dando cumplimiento al acuerdo plenario alcanzado el pasado 26 de enero, el municipio de Águilas ha rendido hoy un merecido homenaje al que fuera Hijo Predilecto de la Ciudad, Medalla de Oro de la Villa y Marqués de Águilas, Alfonso Escámez López, fallecido el 16 de mayo de 2010, a los 94 años de edad.
A instancia de la familia Escámez, la Plaza de España de la localidad cuenta desde hoy con un busto a la eterna memoria del insigne aguileño, obra del reconocido escultor Santiago de Santiago, cuyos costes ha sufragado la propia familia.
El acto se ha iniciado con una Recepción Oficial del alcalde de Águilas, Bartolomé Hernández Giménez, al actual Marqués de Águilas, Alfonso Escámez Torres, sobrino del homenajeado y heredero del título nobiliario concedido por Su Majestad, el Rey Don Juan Carlos I, en el año 1991.
Tras firmar en el Libro de Honor del Consistorio aguileño, las autoridades, acompañadas de familiares y amigos de Alfonso Escámez, y de decenas de vecinos de Águilas, han destapado el busto realizado en bronce sobre un pedestal de granito. Un homenaje que se une a otros reconocimientos otorgados en vida al que fuera presidente del Banco Central y de CEPSA, entre los que se encuentran los de Doctor Honoris Causa por diferentes Universidades españolas y extranjeras o la Gran Cruz de la Orden al Mérito Civil.
En su intervención pública, Alfonso Escámez Torres ha resaltado el tremendo afecto que su tío sentía por Águilas y sus habitantes, y “su apoyo generoso a múltiples instituciones de esta su querida ciudad y a numerosas personas para que pudiesen realizar estudios universitarios, encontrar trabajo o cultivasen sus aficiones, así como la realización de gestiones ante diversos organismos públicos para dotarla de mejores infraestructuras que facilitasen su desarrollo económico, cultural y social”.
Escámez Torres ha recordado como su tío se quedó huérfano con sólo 12 años, tras un desgraciado accidente en el que perdió la vida su padre, teniendo que abandonar sus estudios y empezar a trabajar para colaborar en el sustento de la economía familiar “fueron años de esfuerzo y de sacrificio, de fijación de metas cada vez más ambiciosas y en los que el Banco Central llegó, bajo su presidencia, a ser líder de la banca española”.

Por su parte, el alcalde de Águilas, Bartolomé Hernández, ha querido destacar que “la huella de Escámez en el municipio permanece más viva que nunca. Una preciosa Plaza, un Instituto de Educación Secundaria o una Sala de Conciertos, son sólo algunas de las instalaciones de esta localidad que recuerdan la generosidad y el apego de Alfonso Escámez con los proyectos e inquietudes de los aguileños”.
Durante sus palabras, el primer edil ha alabado de Escámez “su espíritu de superación, la perseverancia en el trabajo y esa cualidad innata de crecerse ante las adversidades, que hizo de él, el hombre que todos apreciamos. Uno de esos aguileños que fueron capaces de llegar a lo más alto, partiendo de cero y sin perder nunca su identidad”.
Por último, Hernández ha subrayado que “Alfonso Escámez es un ejemplo a seguir, máxime en estos difíciles tiempos que nos está tocando vivir. Lo es en su faceta profesional, sin miedo a abrirse camino en nuevos campos, y los es en su condición humana, cercano y siempre comprometido con los suyos”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies