Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

La Reina

Que el Rey está que se sube por las paredes; que la Reina se ha despachado a gusto; y que la autora del libro “La Reina muy de cerca”, Pilar Urbano, seguramente no venderá ni de cerca, los mismos ejemplares en próximas obras, son cuestiones, que esta última es, seguramente, la más real y acertada.

Están siendo días de polémicas, debates, discursiones acaloradas… sobre las opiniones de la consorte de nuestro Rey —esto de consorte es importante, al parecer, tenerlo en cuenta que si no, seguro que la Reina hubiese estado otros treinta años al menos, en silencio–.

Lo cierto es que la Reina, sola o consorte, como es el caso, ¡la que se ha liado! Eso sí, los debates con la autora del libro, todos interesantísimos, al menos nos ha dado vidilla y un respiro de las elecciones norteamericanas y hacer olvidar el progresivo aumento del paro, si esto es posible.

El caso es que yo cuando sea mayor, si me preguntan, no querré ser Reina y mucho menos consorte (ni me gusta la palabra) y ya puestos ni princesa, como no sea de cuento. Digo esto porque lo más grande que tiene por derecho el ser humano es la libertad, libertad de expresión; considero que si esto falta, el ser humano es incompleto.

Tras todo esto y no al revés como está sucediendo, se puede o no estar de acuerdo con las opiniones y se puede o no debatir, que sin lugar a dudas hay para rato. Será como dice un amigo mío que los reyes ni han sido, ni son de nuestro mundo, que solo los vemos por la tele y en los cuentos; de ahí que sus opiniones cuando las dan, levantan todo lo levantable… Será eso seguramente, pero qué vacío tan grande y qué carcel tan oscura para una persona el no tener el derecho a algo que ni se compra ni se vende, ni se regala, ni se hereda, sencillamente se nace con ella: libertad…

Eso para que luego todos deseemos ser Reinas o Reyes y tener todos los lujos deseables al alcance, pues que no, que no quiero que me pretenda ningún Rey, y mucho menos, enamorarme del ya que seguramente estallaría como el famoso pantano de Puentes.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies