isladelfrailehostel

El Grupo Culmárex muestra su faceta más innovadora

El Grupo Culmárex continúa a la vanguardia en innovación y tecnología para la producción de dorada y lubina. Su última iniciativa ha sido la instalación de un sistema de cámaras subacúaticos con el objeto de vigilar el comportamiento de los peces desde profundidades que rebasan los 15 metros.

Para dar a conocer los nuevos sistemas de vigilancia, el responsable de nuevos proyectos de la empresa, Tomás Hernández, atendió a los ediles de Pesca e Industria, Fernando Martínez y Clemente García, respectivamente, así como a los medios de comunciación locales, en una visita guiada por las instalaciones de Cala Barrilla.

CulmarexDurante el recorrido, Hernández explicó pormenorizadamente el funcionamiento de la piscifactoría así como todo el proceso de engorde de los peces. Las pequeñas crías, son trasladadas con tan sólo 20 gramos desde los reproductores del Grupo a las instalaciones de Cala Barrilla, donde son depositados en mar abierto, con plena libertad de movimiento, protegidas y exentas del estrés de predación gracias a las jaulas especiales. Cada una de estas 24 jaulas tiene capacidad para albergar a un total de 300.000 unidades de peces, que son vigiladas en todo momento por los buzos y técnicos que controlan al milímetro el proceso de crecimiento de las doradas y lubinas.

Todo el proceso está dirigido desde una plataforma especializada –sólo existen tres como ésta a escala nacional–, donde se planifica la alimentación, ajustándola a las necesidades de cada momento. En este sentido, el nuevo sistema de cámaras instalado permite vigilar constantemente el comportamiento de los peces, aportando información de cada fase y determinando si hay o no alimento suficiente para las crías.

La pesca de los peces, que se efectúa generalmente cuando alcanzan el medio kilo –un año aproximadamente–, se realiza durante la noche o el amanecer, extrayendo sólo la cantidad precisa, sin excedentes y atendiendo a la demanda del mercado.

Esta actividad se realiza con sumo cuidado a fin de no dañar los peces, que son depositados en tanques isotérmicos con agua de mar y hielo, hasta su traslado a la planta de envasado. Desde aquí, el proceso es continuado y sin pausas. El pescado es clasificado en uniformidad de tamaños y envasado en cajas de conservación para garantizar su frescura y las perfectas condiciones del producto hasta su destino final.

Fernando Martínez, concejal de Agricultura y Pesca calificó como interesante el proyecto de vigilancia subacuática que Culmárex, empresa pionera en el sector, desarrolla en el municipio aguileño. Martínez no sólo reconoció la labor y trayectoria de la empresa, sino que destacó su papel en cuanto al amplio número de puestos de trabajo que ofrece en Águilas.

En este sentido, cabe destacar que en la actualidad el Grupo Culmárex tiene una plantilla de 320 trabajadores, de los que un total de 130 desarrollan su trabajo en las instalaciones aguileñas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies