Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Las familias de acogida en vilo por la catástrofe en el Sahara

Las lluvias torrenciales caídas sobre los campos de refugiados siembran la tragedia

Hermanamiento Águilas y Ausserd

Hermanamiento de Águilas con la daira de Ausserd.

Más de 12.000 familias saharauis sufren las trágicas consecuencias de las intensas lluvias torrenciales que durante la pasada semana azotaron los campamentos de refugiados de Tinduf, al suroeste de Argelia. Las inundaciones han provocado heridos e importantes daños materiales, siendo derruidas el 50% de las casas de adobe, los hospitales, escuelas y dairas, lugar en el que se guardaba la ayuda humanitaria, que ha sido anegada también por el agua.

En estas condiciones, más de 60.000 personas viven una situación de extrema necesidad, encontrándose sin comida, sin cobijo, sin abrigo (las noches rondan los 15º bajo cero) y sin medicamentos.

Más de 60.000 personas viven una situación de extrema necesidad

Desde que la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, que empezó a funcionar hace ahora alrededor de quince años, han sido miles los niños que han venido a la localidad dentro del programa de ayuda “Vacaciones en paz”. Realmente, como dice la presidenta de la agrupación, Paqui Lajarín, “todos los aguileños llevamos un trocito del Sahara en nuestro corazón”. Es por eso que las familias de acogida viven estos días en vilo al no poder comunicarse con los niños, teniendo conocimiento de la catástrofe únicamente por internet.

Desde la incertidumbre y el sufrimiento, la asociación local, así como todas las agrupaciones de ayuda al Sahara a nivel nacional, se ha movilizado para colaborar con la Cruz Roja Internacional y las entidades que se han desplazado al lugar del siniestro para levantar de nuevo los campos de refugiados.

Las fuertes lluvias han destrozado las frágiles edificaciones de adobe. Sin embargo, lo que más preocupa a las familias españolas es el riesgo de epidemias que amenaza a la población que se ha quedado a la intemperie. Los pozos ciegos se han reventado, dejando al aire toda la suciedad, que junto con los barrizales y los animales muertos tras las riadas, suponen un serio peligro de contraer enfermedades infecciosas y epidemias provocadas por las inundaciones.

El problema añadido viene de la mano de la lentitud con la que llega la ayuda humanitaria, por lo que la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara ha abierto una cuenta bancaria en Caja Madrid, con el número 2038-1016-36-6000815798. El motivo por el cual se pide ayuda monetaria es que las caravanas de alimentos y medicamentos, tardan un mes y medio en llegar.

Ante la urgencia de las necesidades que se sufren en la zona, se han desplazado hasta los campamentos médicos, enfermeros y voluntarios para colaborar in situ y gestionar el dinero que llegue desde el primer mundo, comprando en las ciudades de Argelia, a una hora de camino aproximadamente, los víveres y medicinas apropiadas.

Por ello, la asociación local pide su colaboración a todas las entidades e instituciones para que aporten su granito de arena a esta causa, confiando en que Águilas siempre se ha volcado con quienes lo necesitan.

Ayuda de emergencia

Más de 60.000 personas han perdido sus casas y sufren la amenaza de epidemias

Desgraciadamente hay antecedentes de este tipo de catástrofes en esta zona, una de las más áridas. En el año 1999 se produjeron fuertes lluvias que provocaron igualmente grandes daños. Pero lo más terrible vino después, cuando se desató una epidemia de cólera.

En esta ocasión, la preocupación no es menor. De los cuatro campamentos de refugiados, tres han sido barridos por las aguas. Smara, El Aaiún y Ausserd han visto como las casas eran desechas por la lluvia y los hospitales y escuelas se venían abajo. La situación es de extrema necesidad.

La ayuda se pide con carácter urgente, por lo que los miembros de las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui, así como entidades y organismos concienciados con esta labor humanitaria ya han aportado su colaboración. El Ayuntamiento convocará con carácter de urgencia una comisión de asuntos generales para estudiar la situación. No en vano una de las dairas más afectadas es la de Ausserd, hermanada con la localidad.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies