Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

El precio es la principal causa de la crisis agrícola de la localidad

Tras un período en el que el precio del tomate registró un ligero incremento, está semana volvían a caer los precios

Tomates

Imagen de unas trabajadoras de Coaguilas

Tras un período de algo menos de un mes en el que el precio del tomate registraba un ligero incremento en la localidad, propiciando un escenario esperanzador para la agricultura local, esta semana los precios volvían a caer situándose muy por debajo del euro y sembrando, de nuevo, el pesimismo entre los agricultores aguileños.

José Martínez, presidente de Asaja, señalaba que, si bien la subida de precios de estas pasadas semanas “se ha notado”, para nada significa la recuperación de un sector que lleva ya muchas campañas resentido y acumulando deudas. “La solución no es un mes sino una campaña, porque cuando los precios se recuperan solo durante unas semanas el dinero que coges es para pagar las pérdidas acumuladas”, manifiestan desde Asaja.

Para Martínez el principal problema del sector agrícola en la localidad es, sin lugar a dudas, el precio, del que, dice el presidente de Asaja, “es el peor de los virus que afecta a nuestras cosechas”. En este sentido, señala Martínez, “desde Asaja llevamos mucho tiempo luchando, y fue una de nuestras principales demandas en la manifestación del sábado, por una ley de márgenes comerciales, porque consideramos injusto que el dinero se queda siempre por el camino y que el consumidor pague un precio altísimo mientras que el agricultor vende, en ocasiones, muy por debajo del coste de producción”.

Asimismo, y en relación con la problemática del agua, Martínez apunta que en Águilas los efectos de la carencia de agua se han visto “aliviados” por las desalinizadoras, aunque, matiza, “el precio que tenemos que pagar es muy caro y ese es un gasto que hay que sumar a una larga lista”.

Este problema, apostillan desde Asaja, no sería tal si el agricultor vendiese su producción a un “precio justo” ya que así podría hacer frente, incluso, al elevado precio de la desalinización.

A estos problemas se deben añadir también el de la competencia de países terceros que no compiten en igualdad de condiciones con los mercados nacionales, así, subraya José Martínez, “mientras que nosotros tenemos que enfrentarnos a unos controles durísimos, en otros países, como por ejemplo Marruecos, los camiones entran y salen sin ningún tipo de control fitosanitario” .

Se trata, en definitiva, de una situación agónica que está llevando a un gran número de agricultores a abandonar el sector, cambiando la tierra por otras actividades con más beneficios, y cuyas expectativas, según declaran desde Asaja, “no se presentan muy alentadoras de cara al futuro”.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies