Periódico con noticias locales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras

Los agricultores murcianos dan un ultimátum al Gobierno Central

Más de 300 manifestantes y medio centenar de tractores

Manifestación agricultores Murcia

José Martínez Quiñonero, vicepresidente regional y presidente de ASAJA en Águilas (centro), acompañado del presidente de Coag-IR, Pedro Lencina (izda.).

La caída de los precios, el encarecimiento del gasóleo agrícola y el retraso de las ayudas prometidas para paliar los efectos de las heladas y la sequía, fueron los principales motivos que llevaron a unos 3000 agricultores a manifestarse en la capital murciana, el pasado 9 de noviembre, bajo el lema “Por la dignidad del campo”.

La manifestación, que arrancaba pasadas las cinco de la tarde, contó con unos 200 agricultores aguileños, tanto de la Asociación de Jóvenes Agricultores de Águilas (Asaja), como de Coag-IR, que se desplazaron en los autobuses fletados por las asociaciones agrícolas y empresas del sector, que salieron a las 15:30 horas desde el Polígono Industrial, y en sus propios vehículos.

Sin duda, los agricultores dejaron claro en Murcia que la paciencia se está agotando y que la situación se está haciendo insostenible. En este sentido, y de mutuo acuerdo, las diferentes asociaciones convocantes, Coag-IR, Asaja, UPA, las federaciones de cooperativistas Fecoam y Fecamur, dieron un ultimátum al Gobierno Central cuyo plazo expira el próximo día 28 de noviembre. Los agricultores piden principalmente que se de una solución al problema del gasóleo y al monopolio de las grandes cadenas distribuidoras que controlan los precios de la producción, así como a la masiva y descontrolada importación de tomate marroquí o el retraso de las ayudas por las heladas y la sequía.

La manifestación estuvo acompañada de medio centenar de tractores que llegaron del campo de Cartagena y que abrieron el abanico de banderolas donde predominaban los carteles de Asaja y Coag-IR; aunque la nota simpática la pusieron dos niños que iban subidos a un pequeño tractor portando una pequeña pancarta que rezaba ”Dejadme, quiero ser agricultor, como mi abuelo y mi padre”.

Tanto Martínez Quiñonero, vicepresidente de Asaja, como Pedro Lencina, presidente en Murcia de Coag-Ir, coincidieron en la grave situación del sector, solicitando un acuerdo en la línea del establecido recientemente por el Gobierno Central con pescadores y transportistas.

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies